Javier Hernández vive un gran momento en el LA Galaxy de la MLS; sin embargo, en su vida personal está teniendo algunas dificultades.

Y es que su aún esposa, Sarah Kohan, lo ha acusado de ignorar a sus dos hijos desde que terminaron su relación sentimental.

De acuerdo con TMZ Sports, y con documentos judiciales del caso en su poder, la australiana afirma que Hernández es un padre desobligado.

“No participa en la crianza diaria de sus dos hijos menores”, afirma el abogado de Kohan, quien le está exigiendo al jugador el pago de una manutención de sus hijos y de ella, que rondaría los 100 mil dólares al mes, esto, porque el jugador gana alrededor de ocho millones de dólares anuales.

En los documentos en poder de TMZ Sports también se revela que la modelo pidió el divorcio al mexicano desde febrero pasado, pero que éste la ha estado ignorando.

“Con base en su conducta en este litigio hasta ahora, (Hernández) parece comprometido a mantener a (Kohan), atrapado en su papel de dependencia financiera que creó para ella”, agregó el abogado de Sarah.

Lee también: ‘Chicharito’ apoya al barrio latino de LA Galaxy

Además, la mujer denuncia que el delantero ha puesto en peligro a sus hijos, pues no ha querido construir una barrera de protección alrededor de la alberca de su residencia porque “no se ve bien”.

Kohan también alega que Javier no ha respetado su intimidad, pese a estar separados, pues el jugador se ha puesto “muy cariñoso” en algunas ocasiones.

Ante tal información, “Chicharito”, quien es líder de goleo de la MLS, aún no se ha pronunciado.