Por primera vez en su carrera, Sergio Pérez se subió de manera consecutiva al podio y lo hizo tras quedar tercero en el Gran Premio de Francia, en donde una vez más sirvió de “escudero” de lujo para que Max Verstappen ganara la carrera. “Checo” demuestra carrera a carrera que sólo necesitaba estar en uno de los equipos grandes para despuntar. Ayer, obtuvo su segundo podio con Red Bull, luego de rebasar a Valteri Bottas (Mercedes) en el último tramo de la competencia. Con este resultado, se fortaleció en el tercer lugar de la clasificación con 84 puntos.

Asimismo, el mexicano está a un podio más de igualar lo hecho en 2012 cuando subió tres veces a la ceremonia de premiación. Con 16 carreras por disputar y por lo mostrado por Red Bull, se prevé que Sergio rompa en el corto plazo su récord.

Ayer, en el circuito de Paul Ricard, el mexicano salió en la cuarta posición y batalló al inicio de la competencia, tal y como le sucedió en la calificación.

Se alejaba del tercer puesto, ocupado por Bottas, quien en la vuelta 10 ya lo adelantaba por cuatro segundos. “Checo” no podía permitir el ataque frontal de los dos Mercedes (Bottas y Hamilton), que estaban a la caza de Verstappen, quien largó desde la Pole Position.

Y entonces, vino el juego de estrategias entre Red Bull y Mercedes, en un circuito donde la gestión de los neumáticos resulta vital. Bottas fue el primero en parar en pits, lo que llevó a Max Verstapppen a los boxes.

En tanto, Lewis Hamilton rodó una vuelta más, lo que puso al mexicano en la primera posición y fue a los pits hasta la vuelta 25.

Uno de los momentos cruciales de la competencia ocurrió en la vuelta 36, cuando Sergio dejó pasar a Verstappen, quien venía de hacer parada en los pits. Esto, catapultó al holandés, quien para el giro 44 rebasó a Bottas para ponerse segundo y a una vuelta del final retomó el primer lugar que Hamilton había tomado.

En el caso de “Checo”, se notaba que traía mejor ritmo que Bottas y en la vuelta 49, Pérez completó el rebase sobre Valtteri, quien tuvo que conformarse con el cuarto lugar. Sí, Red Bull ganó el duelo estratégico y en la gestión de neumáticos.

Así, Verstappen logró su tercera victoria del año, quien se afianza como líder en el campeonato de pilotos con 131 puntos, a 12 de ven- taja del británico Hamilton.

En el caso de “Checo”, hubo un momento de tensión pues se avisó que él y Bottas estaban bajo investigación por un incidente en la curva 11. Al final, se determinó que no habría castigo para el mexicano y así pudo festejar su podio 12 dentro de la máxima categoría, junto con su coequipero y el británico Lewis Hamilton.

Pero Sergio quiere más: “No queremos los terceros lugares. Mi prioridad es seguir mejorando, no estoy contento del todo. Es un buen resultado, pero sin duda, cuando tu compañero de equipo gana, hay más por hacer”.

Ahora, las próximas dos paradas en el campeonato (ambas en Austria) son “en casa” para Red Bull, que encabeza el campeonato de constructores con 215 puntos, 37 más que Mercedes, por lo que se espera que se amplíe el dominio.

También puedes leer: “Merecida victoria, pusiste en alto a México”: El deporte mexicano se rinde a ‘Checo’