Los especialistas no los ubican entre los candidatos más fuertes como para llevarse su Conferencia, pero al menos sí para obtener este domingo su primer triunfo de la temporada.

Los Acereros de Pittsburgh, una vez más guiados por el experimentado mariscal Ben Roethlisberger, y complementados con el inamovible Troy Polamalu, reciben la tarde del domingo en el Heinz Field a unos Cafés de Cleveland que han estado bajo el dominio acerero en las más recientes temporadas.

En los últimos tres juegos entre ellos, la victoria ha sido clara y contundente para los manejados por el coach Mike Tomlin. 

Mientras los especialistas de diarios como el USA Today ponen como favorito a los Steeleres, las principales casas de apuestas lo ubican con una ventaja de siete puntos sobre un rival que la temporada pasada solamente tuvo cuatro victorias.

La última vez que los Cafés ganaron un juego, fue el 3 de noviembre del año pasado, en la Semana 9 de la temporada, tras vencer a los Cuervos de Baltimore.

Difícil arranque para Dallas

El contraste total son los Vaqueros de Dallas, que al igual que los Acereros inician la temporada en su estadio y ante su gente, pero el rival de los Vaqueros es incluso uno de los candidatos a llevarse el SuperBowl.

En el AT&T Stadium, de Arlington, el equipo de la estrella solitaria recibirá la tarde de este domingo a los 49’s de San Francisco, en el que promete ser uno de los duelos más atractivos del arranque de la temporada.

Dallas no realizó ningún cambio importante en las principales posiciones. Tony Romo sigue como el mariscal, DeMarco Murray es el indiscutible corredor del equipo. Mientras que Dez Bryant, Terrance Williams y Jason Witten son los tres objetivos principales. Sin embargo, es en la defensa de Dallas donde hay muchas dudas.

Tanto en el sitio de la NFL, como las casas de apuestas y los medios especializados, predicen una victoria de los 49’s, y vuelven a vaticinar una temporada de altas y bajas para los Vaqueros.