Era necesario sacar la victoria antes de volver a jugar fuera de casa y las Espuelas no desaprovecharon la oportunidad.

El equipo de San Antonio respondió en el momento adecuado y con una sobresaliente actuación de  Tony Parker, Manu Ginobili y Danny Green, derrotaron 114-104 al Calor de Miami en el quinto juego de la Serie Final de la NBA.

Manu, quien no venía rindiendo a la altura de su calidad y de su gran temporada, apareció en el momento indicado para beneficio de su equipo. 

El base argentino anotó 24 puntos y aportó 10 asistencias, en los 34 minutos que estuvo en cancha, convirtiéndose en un hombre clave para la victoria de anoche.

Desde el arranque del juego San Antonio salió acertado en sus tiros. Se llevaron el primer cuarto al conseguir 32 puntos por apenas 19 de los visitantes.

El Calor reaccionó en el segundo cuarto, el cual lo ganaron por diferencia de apenas cuatro puntos. 

Los mejores hombres de Miami volvieron a ser Dwyane Wade y LeBron James, quienes encestaron 25 puntos cada uno y encabezaron la ofensiva, pero no pudieron contener el ataque de las Espuelas, que tras su triunfo de anoche solo necesitan una victoria más para convertirse en los nuevos campeones de la NBA y destronar a los de Florida.

La serie ahora volverá a Miami, donde continuará, en caso de ser necesario, hasta el próximo jueves 20, cuando se jugaría el séptimo y último compromiso de la Serie Final de la NBA.

El siguiente compromiso se disputará mañana a las 20:00 horas en la Arena AmericanAirlines, de Florida.