Más allá de que por primera vez en los últimos 20 años Tom Brady estará en los playoffs de la NFL, pero no los New England Patriots, en Tampa Bay Buccaneers sueñan con que el legendario quarterback los lleve a romper algunas “maldiciones” y a ser el primer equipo en jugar el Super Bowl en su estadio.

El primer objetivo con Brady en los comandos ya se cumplió, luego de que los Buccaneers consiguieran clasificar a la postemporada por primera vez luego de 12 campañas de ausencia en los juegos de enero, al quedar en segundo lugar de la División Sur de la Conferencia Nacional, con 11 ganados y cinco derrotas.

El siguiente paso para “TB12” y Tampa Bay es volver a conseguir una victoria en playoffs, pues desde el triunfo del equipo en el Super Bowl XXXVII, de la temporada 2002, no han vuelto a ganar en esta etapa, la cual se reduce a dos enfrentamientos de comodín, en 2005 y 2007, ambos perdidos.

El escenario no luce tan complicado para los “Bucs”, pues su rival en la ronda de comodín de este año será Washington Football Team, que aunque será local y llega como campeón de la División Este de la Nacional, con récord de 7-9, ese puesto de privilegio lo consiguió por suerte, pues fue el sector más flojo.

Otros récords negativos de Buccaneers

Al igual que Tampa Bay, otros dos equipos clasificados esta campaña también han padecido una larga sequía sin triunfos en playoffs. Uno de ellos son los Cleveland Browns, que están en la fase de definición por primera vez en los últimos 18 años, además que cortaron una racha de 12 temporadas con marca perdedora.

Los Browns perdieron en su aparición más reciente en postemporada, y su último triunfo se remonta al juego de comodín de 1994, cuando derrotaron a los New England Patriots.

En el mismo sentido están los Buffalo Bills, que si bien hilan su segunda clasificación consecutiva a playoffs, su último triunfo en dicha fase se remonta a un cuarto de siglo atrás.

Con cinco derrotas consecutivas en comodines, los Bills sacaron un triunfo en etapa definitoria por última ocasión en esa misma ronda, de 1995, cuando derrotaron a los Miami Dolphins.

También puedes leer: Buccaneers de Tampa Bay, el debut en casa