Como si fueran los pasos de la Danza de los Quetzales o de los Tecuanes, las piernas de Abigail Zamora se mueven al ritmo de la música de la naturaleza, pero el “zapateado” esta vez no es sobre el piso, sino sobre la tierra de alguna montaña.

Con más de 20 años de trayectoria en el Trail Running, Aby Zamora reconoce haber sido feliz en su etapa dentro de las Bellas Artes, pero un amor inesperado llegó a su vida, el atletismo de largo alcance, y desde entonces ha forjado una carrera exitosa a nivel nacional e internacional.

“Fui bailarina de folklore y un poquito de zarzuela española entre los ocho y los 18 años, fue esa etapa en la que estuve bailando y ya después me dediqué a la carrera, cuando era más pequeña tuve otras actividades como karate, hawaiano, pero ya después en el trail, me enamoré desde que llegué a la primera carrera y sigo ahí todavía”, explica Aby, en entrevista con Reporte Índigo.

Para la originaria de Saltillo, Coahuila, su paso por la danza folklórica fue fundamental para posteriormente poder competir al más alto nivel dentro del trail.

“Que yo estuviera bailando tantos años me dio cierta fortaleza y condición en las piernas, eso es una realidad, bailé por tantos años constantes que cuando fui a correr por primera vez lo corrí bien, te ayuda mucho haber tenido otra disciplina, en mi caso estar golpeteando tanto el piso me fortaleció mucho las piernas y la condición”, reconoce.

La madre de las montañas

Participar en carreras de trail le ha permitido a Aby Zamora conocer diversos lugares del mundo; sin embargo, es en México donde ha tenido mayor conexión con la naturaleza, destacando una montaña por encima de las demás: el Iztaccihuatl.

Para Aby, la “Mujer dormida” es la mejor de las montañas, ya que además de contar con una parte mística, le permite tener una preparación más completa por las condiciones que presenta.

“Me da mucha fuerza, es una montaña bien noble, donde uno puede entrenar ritmo, distancia, desnivel, altura, puedes hacer campamentos, de todo, pero también es muy fuerte, cuando te toca muy buen clima es una bonita montaña, pero nos han tocado climas muy fuertes y nunca vamos a poder con la montaña, a mí me genera mucho respeto. Es mi montaña”, resalta.

Esa afirmación se debe a que fue en la vigilante de Puebla donde participó por primera vez en una carrera, y además de ganarla, sintió una energía tan especial que se enamoró del deporte y del lugar.

La integrante del Team Salomon señala que como parte del trail running tiene el compromiso de cuidar la naturaleza, por lo que invita a quienes acudan a cualquier sitio a entrenar o a correr en competencia, que por ningún motivo dejen basura o dañen de cualquier modo al entorno.


Estoy enamorada del Iztaccihuatl, esa es mi montaña, hice la carrera de 34 kilómetros de ‘Solo para salvajes’, que sale de San Rafael, esa fue la primera, me marcó toda la vida

Abigail Zamora

Corredora de trail

Abigail Zamora Toma fuerza

Abigail Zamora considera que el trail running ha crecido mucho en los últimos años, ya que cuando ella comenzó en esta disciplina pocas personas sabían de su existencia; sin embargo, y pese a que le falta mayor difusión, en tiempos recientes más personas se han integrado a las distintas competencias, especialmente jóvenes que conforman la nueva generación de corredores que llevarán la representación mexicana por el mundo.

“Vienen muchas generaciones muy fuertes que están empujando a los que abrimos algunas puertas, a ellos ya les toca que los conozcan un poco más, correr en la montaña te enamora, que conozcas tantos lugares, cumbres, la naturaleza es la que impone, si alguna vez corriste en asfalto y cambias a trail te enamoran los entrenos, lo que ves, los olores, todo ese tipo de cosas”.

Son esas nuevas generaciones a las que Aby está preparando como entrenadora. Jóvenes, y uno que otro adulto, que buscan incursionar en una disciplina de alta exigencia física para la que se debe contar con una preparación adecuada.

Correr en pandemia

Desde hace más de un año que por la pandemia de COVID-19 las competencias de trail han parado o cambiado su dinámica, pero eso no le ha impedido a Zamora continuar con su preparación, a la espera de regresar lo antes posible a su dinámica habitual.

“Con la pandemia todo mundo se las arregló para seguir entrenando, cuando estás en cierto nivel siempre estás entrenando. Lo que hago mucho es un entrenamiento cruzado, donde no nada más corro, sino que tengo sesiones de carrera de velocidad, distancias largas los fines de semana en montaña, entrenamientos de fuerza, le meto a la natación y un poco de bicicleta”, dice.

También puedes leer: La Golden Trail llega a México con tres carreras