Honeywell es una empresa comprometida con el medio ambiente. Foto: honeywell.com

La descarbonización de la industria pesada ya es una realidad

La fabricación cementera, energética, de refinería y siderúrgica son responsables del 20% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono; y hay una opción para reducir esto

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) es crucial a medida que empeoran los efectos del calentamiento global en todo el mundo. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que el 2023 fue el año más cálido registrado, con una temperatura media mundial cercana a la superficie de 1,45 °Celsius por encima de la referencia preindustrial. Fue el periodo de diez años más cálido registrado.

Las industrias más contaminantes

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las industrias pesadas como la energética, cementera, refinería y siderúrgica son responsables del 20% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2). La normativa mundial, junto con las políticas nacionales y corporativas de cero emisiones, están presionando a estas industrias y a sus dirigentes para que encuentren tecnologías y soluciones que transformen sus operaciones, reduciendo su producción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las tecnologías de captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS) ya son una realidad y tienen el potencial de desempeñar un papel importante en la mitigación de los efectos del cambio climático de los sectores difíciles de reducir, así como permitir la producción de hidrógeno bajo en carbono a gran escala, desbloqueando el potencial del hidrógeno para convertirse en un vector de energía limpia más utilizado.

Las soluciones CCUS evitan que el CO2 entre en la atmósfera capturando las emisiones de los procesos industriales y almacenándolas bajo tierra o canalizándolas para su uso en métodos de recuperación mejorada de petróleo o de producción de combustibles sintéticos. Incluso antes y después de la combustión, pueden ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar la transición a una economía con bajas emisiones de carbono.

la_descarbonizacion_de_la_industria_pesada_ya_es_una_realidad(10)
Las industrias pesadas son altamente contaminantes. Foto: honeywell.com

Una empresa comprometida con el medio ambiente

Honeywell ha sido líder del sector en CCUS y dispone de tecnologías de hidrógeno conocidas por su fiabilidad y alta pureza. Estas soluciones también ayudan a mejorar la eficiencia, reducir los costos operativos y aumentar la escalabilidad mediante el diseño de instalaciones adecuadas y un seguimiento exhaustivo del rendimiento para alcanzar los objetivos de cero emisiones.

“Las empresas de los sectores pesados ya no se limitan a cumplir las normativas de transición energética, sino que se comprometen de forma proactiva con objetivos que promueven la responsabilidad y la sostenibilidad en sus operaciones. En Honeywell, nos hemos anticipado proactivamente a la necesidad de tecnología sostenible, por lo que nuestras soluciones ya están teniendo un impacto significativo en el medio ambiente, alineándose con tres megatendencias económicas que incluyen la transición energética, la automatización y el futuro de la aviación”, dice José Fernandes, Presidente de Honeywell LATAM y VPGM de Energy & Sustainability Solutions.

Un ejemplo de cómo las empresas energéticas y petroquímicas están incorporando tecnologías CCUS a sus operaciones se encuentra en las instalaciones de Exxon Mobil en Baytown (Texas). El uso del sistema de fraccionamiento de CO2 de Honeywell, una tecnología de captura de carbono y purificación de hidrógeno, permitirá a la petrolera capturar 7 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale a la emisión de 1,5 millones de automóviles al año.

Sin duda, el futuro de las tecnologías de captura de carbono es muy prometedor en la lucha contra el cambio climático. Estas soluciones son claras contendientes para hacer frente a la crisis climática reduciendo las emisiones y convirtiéndolas potencialmente en recursos valiosos y, desde Honeywell, estamos dando pasos significativos hacia un futuro más sostenible desde diferentes ángulos, ayudando a diversos sectores a resolver los problemas más desafiantes.