La elaboración del dulce típico conocido como merengue se remonta a la cocina virreinal, su receta ha sido heredada de familia en familia y dio lugar a los famosos “merengueros”, personajes que caminan por las calles ofreciendo su dulce producto.

Esta familia originaria de Tlaxcala es una de las pocas que aún conserva la forma tradicional de elaborar el merengue, sin utilizar máquinas para el batido, con la receta clásica de azúcar, miel, claras de huevo y un toque de pulque.