[kaltura-widget uiconfid=”38045831″ entryid=”0_51s26m1i” responsive=”true” hoveringControls=”true” width=”100%” height=”75%” /]

La gran mayoría de los mexicanos recuerdan haber jugado con “El Santo”, la típica figura de el luchador de plástico que compramos en cualquier mercado, y que e incluso lo pintan de muchos colores y atuendos para replicar a toda la gama de luchadores que existen y así crear la fantasía de la lucha libre en tu propia sala o cuarto Pero, ¿cuál es el origen de esta peculiar figura y cómo se convirtió en el juguete que identifica a México y su deporte nacional en todo el mundo?