¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ELECTRICIDAD

SME venderá energía a la CDMX

Icela Lagunas

Después de cinco años de que se entregara el proyecto a Marcelo Ebrard, Sistemas Eléctricos Metropolitanos en sociedad con Mota Engil y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) comenzarían la producción de energía con los lixiviados del Bordo.

A través de Generadora Fénix, el SME y su socia, la portuguesa Mota-Engil, venderán electricidad para el alumbrado público al gobierno de la Ciudad de México (CDMX).


Jul 1, 2017
Lectura 7 min
portada post

En lugar de pagar en 3.60 el Kilowatt, que es lo que le cobra la CFE; el gobierno de la CDMX lo obtendrá de SEM a 2.1, aproximadamente

SEM le comprará el 80 por ciento de energía a Generadora Fénix y el 20 por ciento restante provendrá de los gases que emiten las 70 millones de toneladas de basura del Bordo Poniente

Después de cinco años de que se entregara el proyecto a Marcelo Ebrard, Sistemas Eléctricos Metropolitanos en sociedad con Mota Engil y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) comenzarían la producción de energía con los lixiviados del Bordo.

A través de Generadora Fénix, el SME y su socia, la portuguesa Mota-Engil, venderán electricidad para el alumbrado público al gobierno de la Ciudad de México (CDMX).

Esto será posible gracias a una serie de acuerdos y contratos con la firma Sistemas Eléctricos Metropolitanos (SEM) que desde hace cinco años obtuvo el convenio para operar la Planta de Generación de Energía con basura del relleno sanitario Bordo Poniente IV.

SEM le comprará el 80 por ciento de energía a Fénix y el 20 por ciento restante provendrá de los gases que emiten las 70 millones de toneladas de basura del Bordo Poniente, etapa 4. Toda esta energía será vendida a su vez a la Ciudad de México a un precio más bajo que al que compra a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con Tarifa 5.

Salvador Rojas Aburto, director del Proyecto Bordo Poniente Etapa 4, que ganó la empresa SEM, detalla cuáles fueron los obstáculos para desarrollar el proyecto que se gestó desde 2012 y que fue relanzado apenas en abril por la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Durante cuatro años, Servicios Eléctricos Metropolitanos enfrentó dificultades para concretar el cierre financiero de este ambicioso proyecto debido a factores externos como el incremento del dólar y de la tasa de Interés.

Además se desahogó la tramitología y los permisos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Secretaría de Energía (Sener), así como en la parte ambiental con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Para saltar el obstáculo económico, fundamentalmente, los bancos y SEM encontraron una salida financiera.

“Lo que nos dijeron los bancos es ‘vamos a buscarle cómo y encontramos una fórmula, en lugar de que me hagas una planta eléctrica muy grande, toma una que ya existe, que ya está operando’, así fue que nos reunimos con la Central Generadora Fénix”, dice Rojas Aburto.

El Fénix es una sociedad conformada por la empresa portuguesa Monta-Engil y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que desde el 2015 firmaron un acuerdo de trabajo.

“Con la Generadora Fénix vamos a firmar un contrato de suministro eléctrico, no nos estamos asociando con ellos, para nada, nosotros le estamos comprando electricidad a la Central Fénix que tiene dos socios, Mota-Engil y SME, mi única relación es que nos van a proveer a través de un contrato electricidad.

“Le vamos a comprar el 80 por ciento de electricidad y el 20 por ciento lo generaremos con el Bordo Poniente. Tenemos que suministrar 508 GWH por hora al año y el gobierno de la Ciudad se obligó a adquirirme hasta esa cantidad”, subraya Rojas.

Asegura que una vez que la planta de energía comience a funcionar aprovechando el gas metano del Bordo, el gobierno capitalino podrá comprar energía para el alumbrado público a un precio más bajo que al que compra con Tarifa 5 a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Es decir, en lugar de pagar en 3.60 el Kilowatt, lo comprará a SEM a precio de a 2.1, aproximadamente.

El concesionario explica que una de las condiciones que pidió Mota-Engil para entrar a este arreglo fue permitirle entrar a la sociedad de SEM.

“Pero es Mota-Engil no tiene nada que ver El Fénix ni SME, arriba de Sistema Eléctricos se está asociando Mota-Engil México, una desarrolladora Portuguesa; al SME ni los conozco”.

Asegura que dicha sociedad y el acuerdo a firmar con El Fénix es la única fórmula que encontró SEM para hacer el proyecto viable, técnica y económicamente.

“Si no lo hacíamos jalando electricidad de acá (El Fénix), yo tenía que asumir todo el costo de la inversión de la plantota y no me daban los números, perdíamos dinero”, resume.

Por eso nos asociamos con Mota, ellos se quedan con el 50 y nosotros con el 50, SEM es el concesionario y tiene SEM a una subsidiaria, Energía Verde, Bordo Poniente 4, todos los permisos están bajo este nombre que a su vez dona una acción a CDMX.

El remedio a la zona

En el aspecto ambiental el proyecto tiene el compromiso de remediar la problemática de la zona.

Cuando llueve mucho, como ocurre en estos días en la Ciudad de México, toda el agua va a parar a esa zona de regulación con el riesgo de que se mezcle con los lixiviados (fluido que produce la basura), se derramen en los espejos de agua aledaños y se impacte a todo el sistema de regadíos del estado de Hidalgo.

“La presencia de lixiviados que son susceptibles de derramar a los espejos de agua aledaños cuando llueve mucho en la ciudad, todo el agua va a esa zona y lo que no puede haber es otro tipo de agua, que es el lixiviado, es un fluido ni malo ni bueno, propio de la basura, generas toda una distorsión en el sistema de alcantarillado si permites que se mezcle, si llega a la Planta de Atotonilco”.

El objetivo a 10 años es remediar y secar la zona. El contrato a SEM fue por 25 años con posibilidad de renovarse una vez.

Historia de la concesión

El 22 de noviembre de 2010 el Gobierno federal, por conducto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Gobierno del Distrito Federal (GDF) suscribieron un Convenio de Coordinación para el cierre y clausura definitiva del Relleno Sanitario Bordo Poniente IV Etapa (Convenio de Coordinación).

Dos años después, en febrero de 2012, el GDF, por conducto de la Secretaría de Obras y Servicios, publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal la Convocatoria 001/2012 para la Licitación Pública Número LP/GDF/SOS/DGSU/ CONCESIÓN/001/2012 con el objeto de otorgar una concesión para la captura y aprovechamiento del biogás generado por los mismos, y que fuera utilizado como combustible y para la generación de energía eléctrica.

Por conducto de la Secretaría de Obras y Servicios, el gobierno local determinó que el ganador de ese procedimiento de licitación fue el consorcio integrado por: BMLMX Power Company, S.A.P.I. de C.V.; Energía Sur de Europa, S.L.; Tegner, S.L.; RAMP Carbón México, S.A. de C.V.; JCH Inversión Redituable, S.A. de C.V.; CLP Organogas, S.L., e Iberaltec, S.A. de C.V. que constituyeron la sociedad mercantil de nacionalidad mexicana denominada Sistemas Eléctricos Metropolitanos, S.A.P.I. de C.V. (SEM).

Comentarios