¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

PROTECCIóNCIVIL

Ciudad radioactiva

Luis Herrera

La ciudad de Guadalajara sumó este 2017 un nuevo robo de material radioactivo, clasificado como “muy peligroso” para la salud humana por la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, y sin que a la fecha haya podido ser recuperado por las instituciones locales.

Los registros de las autoridades confirman que este reciente hurto de una fuente de Iridio-192, en Tlaquepaque el pasado 23 de abril, no es el primero en su tipo en el estado, pues existe un antecedente similar del año 2008.


Jul 30, 2017
Lectura 8 min

De los 12 robos de materiales radioactivos acontecidos en el país de 2007 a 2017, el único par en el que aún no se ha recuperado lo sustraído es el que se registró en Jalisco

“Muy peligroso por exposición externa si hubiera salido de su contenedor. El daño dependería del tiempo/distancia de la exposición”

- Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias

Sobre el Iridio-192 robado en Tlaquepaque

La ciudad de Guadalajara sumó este 2017 un nuevo robo de material radioactivo, clasificado como “muy peligroso” para la salud humana por la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, y sin que a la fecha haya podido ser recuperado por las instituciones locales.

Los registros de las autoridades confirman que este reciente hurto de una fuente de Iridio-192, en Tlaquepaque el pasado 23 de abril, no es el primero en su tipo en el estado, pues existe un antecedente similar del año 2008.

El 9 de diciembre de 2008 fue robada otra fuente de Iridio-192 en Guadalajara, que sigue sin ser encontrada, según un informe de esa Comisión Nacional del 26 de junio de 2017 (folio de transparencia 1810000006117).

En un periodo de casi 11 años, de 2007 a 2017, la Comisión Nacional ha tenido conocimiento de 12 incidentes de robos de materiales radioactivos en todo el país, dos de ellos en Jalisco. 

El caso de 2017 en Tlaquepaque quedó registrado por esa Comisión como el “robo de un vehículo que transportaba un equipo de radiografía industrial”, propiedad de la firma Tecnología No Destructiva. Y sobre el nivel de peligrosidad del material sustraído para las personas que pudieran verse expuestas, advierte:

“Muy peligroso por exposición externa si hubiera salido de su contenedor. El daño dependería del tiempo/distancia de la exposición”; empero, los efectos podrían ir desde quemaduras hasta la muerte.

El hecho de 2008 fue parecido, se trató de un “robo de un equipo de radiografía industrial” de la firma Mantenimiento Industrial del Centro, a esta misma se le sustraería luego otra fuente del mismo material, pero en San Juan del Río, Querétaro, el 27 de febrero de 2016, aunque a diferencia del atraco en Guadalajara, esta sí fue recuperada unos días después.  

Peligro tapatío

De todos los 12 incidentes de robos de materiales radioactivos acontecidos en el país de 2007 a 2017, el único par en el que nunca se recuperó lo sustraído, pese a su peligrosidad, fue justamente el que se registró en Jalisco.

Pudo abonar a ello que, en el caso de 2017 en Tlaquepaque, la Alerta en nueve estados que emitió por Twitter Luis Felipe Puente, coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, se dio hasta el 24 de abril, a las 11:26 horas, no obstante que el hecho pasó un día antes.

Sobre el caso de 2008 ocurrido en Guadalajara, esa Comisión Nacional señala sobre la peligrosidad de ese material sustraído: “Muy peligroso por exposición externa si hubiera salido de su contenedor. El daño dependería del tiempo/distancia de la exposición”, aunque también acota:

“No fue recuperado. A la fecha el material radiactivo ya no es de riesgo, debido al decaimiento  del mismo”. No obstante, que se le haya perdido el rastro a ese equipo radioactivo implica que se desconozca no solo su paradero actual, sino también las regiones del estado por las que pudo haber sido movilizado, y el destino o el uso que se le dio.

Otros como Jalisco

Hay antecedentes de robo de materiales radioactivos solo en ocho estados del país: Chihuahua, Querétaro, Estado de México y Jalisco, con un par cada uno; y con uno: Tabasco, Sonora, Guanajuato e Hidalgo. 

Los hechos de Chihuahua se dieron así. El primero fue en Temoachi, el 14 de noviembre de 2012, ahí fue robada una fuente de Cesio-137 y una de Americio-241/Berilio a Laboratorio de la Construcción. La Comisión apunta: “Se recuperó el equipo el 16 de noviembre de 2012 en la localidad de Temoachi, previo pago de rescate”.

El segundo hurto fue en Ciudad Juárez, el 23 de enero de 2017, de una fuente de Cesio-137 y una de Americio-241/Berilio, a LG Laboratorios, pero se encontraron en esa misma ciudad al día siguiente. 

En Querétaro los dos robos fueron en San Juan del Río. El primero del 27 de febrero de 2016, de una fuente de Iridio-192, a Mantenimiento Industrial del Centro, que se recuperó el 8 de marzo de 2016, en Temascalcingo, Estado de México. 

Y el otro apenas del 13 de febrero pasado, de una fuente de Cesio-137 y una de Americio-241/Berilio, de Geogrupo del Centro, y halladas en Celaya, Guanajuato, el 15 de febrero. Apunta la Comisión: “El equipo iba a ser entregado al licenciatario, pero al percatarse (…) la Comisión que el personal del licenciatario carecía de los requerimientos mínimos en protección radiológica, fue retenido en las instalaciones de la Comisión”.

Mientras que los casos del Estado de México son ambos de 2014: el primero del 10 de junio en Tultitlán, donde se sustrajeron una fuente de Cesio-137 y una de Americio-241/Berilio a Laboratorio Nacional de la Construcción, y halladas en Tultepec el 17 de junio siguiente.

El otro fue del 3 de julio, en Atizapán, de una fuente de Iridio-192, a Novo Control, y encontrada en Tlalnepantla, al día siguiente.  

En Tabasco: el 14 de abril de 2015, en Cárdenas, una fuente de Iridio-192 fue robada a Garantía Radiográfica e Ingeniería, y se halló el 20 de abril siguiente, en la carretera Cárdenas-Villahermosa. 

Sonora: el 5 de agosto de 2016, en Ciudad Obregón, fue robada una fuente de Cesio-137 y una de Americio-241/Berilio, a Junta de Caminos del Estado de Sonora, y halladas ahí mismo al día siguiente.

Guanajuato: el 3 de febrero de 2015, en Salamanca, fueron sustraídas tres fuentes de Iridio-192 a Servicios Especiales de Inspección y Pruebas del Noreste, las cuales se encontraron el mismo día, “y al deberse el evento a un pleito entre los socios de la empresa, se programó una inspección y se aseguraron los equipos en la instalación del licenciatario”.

Hidalgo: el 2 de diciembre de 2013, en Tepojaco, se sustrajo una fuente de Cobalto-60, de Asesores en Radiaciones. Se recuperó en Hueypoxtla, Estado de México, el 10 de diciembre siguiente.

Peligrosos

Robos de materiales radioactivos entre el 2007-2017 en el país:

Estado                            Robos                     Equipos               Estatus

Chihuahua                         2                             4             Recuperado

Querétaro                          2                             3             Recuperado

Edo.de México                 2                             3              Recuperado

Jalisco                              2                             2             Sin recuperar

Tabasco                            1                             1             Recuperado

Sonora                             1                              2             Recuperado

Guanajuato                       1                             3             Recuperado

Hidalgo                            1                               1             Recuperado


Notas relacionadas

Mar 27, 2017
Lectura 2 min

PROTECCIóNCIVIL

Reportan fumarolas en el sur de NL

Carlos Salazar


Mar 27, 2017 Lectura 2 min

Oct 13, 2015
Lectura 1 min

PROTECCIóNCIVIL

Alertan riesgos para Puebla

Indigo Staff


Oct 13, 2015 Lectura 1 min

Feb 23, 2015
Lectura 8 min

PROTECCIóNCIVIL

Zapopan archiva sus emergencias

Luis Herrera


Feb 23, 2015 Lectura 8 min

Jun 23, 2013
Lectura 8 min

PROTECCIóNCIVIL

El atlas perdido

Jonathan Villanueva


Jun 23, 2013 Lectura 8 min

Comentarios