¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

La verdad de los Niños Héroes y el hombre que se envolvió en la bandera mexicana

Indigo Staff

Bien dice el historiador mexicano Alejandro Rosas que los verdaderos héroes no se encuentran en la historia oficial. Uno de ellos fue Margarito Zuazo al que le arrebataron su hazaña […]


Sep 15, 2017
Lectura 3 min
portada post

Bien dice el historiador mexicano Alejandro Rosas que los verdaderos héroes no se encuentran en la historia oficial. Uno de ellos fue Margarito Zuazo al que le arrebataron su hazaña de envolverse en la bandera mexicana desde Molino del Rey al Castillo de Chapultepec. Alrededor de los Niños Héroes todavía persisten muchos mitos que se encargan de perpetuar en las escuelas primarias y en las biografías de lámina, pero morir por la patria es algo que no debería tomarse a la ligera.  

La guerra contra Estados Unidos en 1847 evidenció, como ahora, la división que existía entre los mexicanos; la ausencia de un sentimiento de unidad nacional y la incapacidad de la clase política de establecer un proyecto común contra un enemigo, según conmemora Rosas. 

Juan Escutia era niño héroe

No exactamente, según los registros que se tienen de esa batalla en el Castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847 no existía nadie con ese nombre, sin embargo algunos compañeros cadetes tampoco  podían recordar bien todos los nombres y rasgos de los demás miembros, considerando que eran por lo menos 100 de llos y 800 soldados.

Ni siquiera estaba esclarecido si su nombre era Juan, aunque el apellido por el que lo conocieron sí era Escutia.  

Posteriormente se pudo comprobar que su nombre completo era Juan Bautista Pascacio Escutia Martínez, nació en la ciudad de Tepic, cuando formaba parte del estado de Jalisco el 25 de febrero de 1827 y probablemente peleaba en el Batallón de San Blas, el cual se unió a la lucha de los cadetes y soldados en Chapultepec.  

Se envolvió en la bandera para salvarla de enemigos

Esto sí pasó pero no fue Juan Escutia. Se trató el capitán Margarito Zuazo del batallón Mina. Fue uno de los últimos oficiales en batallar en Molino del Rey por lo menos 5 días antes de la batalla del Castillo de Chapultepec ese mismo año.

Los estadounidenses avanzaron sobre la posición mexicana creyendo que en ella se encontraba una fundición de cañones y una fábrica de pólvora.

Zuazo vio caer a sus jefes el general Antonio de León y el coronel Lucas Balderas, pero él pudo sortear las balas, la metralla de cañones y las afiladas bayonetas y llegó al edificio principal de Molino del Rey. El político Guillermo Prieto escribió, según el historiador Alejandro Rosas que en esa parte se quitó la chaqueta y la camisa y se enredó contra su cuerpo la bandera.

Pero no corrió con más suerte pues las bayonetas estadounidenses lo atravesaron y aunque se aferró a la bandera, que hoy el Castillo de Chapultepec guarda no se aventó con ella.

¿Qué se celebra, entonces?

Que los Niños Héroes cuyos nombres conocemos hoy como Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca, Agustín Melgar y Escutia sí permanecieron en Chapultepec a defenderlo hasta sus últimas consecuencias, pero finalmente la bandera que ondeaba en el castillo así como el pabellón mexicano cayó en manos estadounidenses y la bandera de ese país ondeó en lugar de la tricolor.

Comentarios