#Sonora

Los desmanes de Padrés

El gobierno del panista sonorense Guillermo Padrés ha decidido ir en contra de sus promesas de campaña. Ahora sin el respaldo de Felipe Calderón, y con un partido en agonía, el mandatario se encuentra contra las cuerdas ante la indignación de la mayoría de los sonorenses

18
comentarios
Activistas aseguran que han sido hostigados incontables veces. También que sus teléfonos particulares han sido intervenidos y que a menudo son seguidos por sujetos no identificados

Ante los amparos el gobernador se ha mostrado  indiferente, aunque se trate de mandatos judiciales. Y ha asegurado que nadie los detendrá.

Existen testimonios de la oficina de la jueza octava de Distrito, en los que aseguran que fue amenazada en diversas ocasiones.

Desobedecer la ley federal de agua es un delito, y esto justamente es lo que hizo el jefe del ejecutivo de Sonora al ignorar que no se no permite un trasvase de una cuenca hidrológica a otra por la afectación ambiental que tiene, y el gobierno estatal lo está haciendo del río Yaqui al río Sonora.

Al día de hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha atraído el caso de cinco amparos en contra del proyecto. Bastará con que los magistrados fallen a favor de uno, para que la controvertida obra sea  cesada.

La movilización y las protestas

El sentimiento de inconformidad de la inmensa mayoría de los sonorenses contra Padrés Elías llegó a su punto más álgido el pasado 27 de enero, cuando cerca de 11 mil ciudadanos se movilizaron y rodearon la Casa de Gobierno en protesta por la medidas fiscales que, al estilo autoritario, decidió imponer en su estado.

Distintos movimientos amenazaron con boicotear la inauguración de la serie de beisbol del Caribe donde participarán cuatro países, ante la amenaza de represión del alcalde Alejandro López Caballero, aplicando, vociferó, “la ley de tránsito”.

El principal movimiento, autoproclamado “No más impuestos” es encabezado por la ciudadana Rebeca Villanueva, una madre de familia que pronto cobró notoriedad en la sociedad por su liderazgo, o poder de convocatoria. 

El movimiento pronto fue mejor conocido como “los malnacidos”. El seudónimo se da a partir que el gobernador Padrés declara en una rueda de prensa, que amenazar con boicotear el evento deportivo “no era propio de un sonorense bien nacido”. 

Llegó el 1 de febrero y con ello la tan esperada inauguración de la Serie de Beisbol del Caribe, en la que los Yaquis de Obregón representarían a México.

También la convocatoria que días antes había llegado a que se manifestaran miles de personas, se hacía efectiva y los diferentes contingentes recorrían las principales avenidas.

La gente caminaba con determinación expresando sus consignas, sin embargo la voz de negarse a incurrir en actos violentos circulaba continuamente entre los manifestantes.

Pronto los integrantes de la marcha detectaron a un puñado de infiltrados. Al menos una decena de individuos incurrían en actos más radicales que rayaban en lo violento. El grito de ¡son grupos de choque! llamó la atención de hombres y mujeres.

La vocera del movimiento y líder virtual, Rebeca Villanueva, trataba de alejar a su grupo de estas acciones. Equipos antimotines arribaron al lugar justo cuando se presenciaba un momento de tensión. Los manifestantes bloqueaban la circulación y los elementos de seguridad pública municipal y estatal trataban de persuadirlos a que abrieran un carril.

Elementos de la Policía Federal que formaban parte de la intensa seguridad que resguardaba a la ciudad por motivo del evento deportivo, se dio a la tarea de dialogar con los manifestantes. 

La represión y el acoso

Reporte Indigo cubrió, en Hermosillo, las manifestaciones el 1 de Febrero, a las que cientos de sonorenses acudieron a las inmediaciones del nuevo estadio de beisbol “Sonora”, sede de los naranjeros de Hermosillo.

En esta cobertura se realizaron una serie de entrevistas con diferentes representantes ciudadanos. Entre ellos Rebeca Villanueva, representante del movimiento “No más impuestos”, y su vocero Luis Miguel Vargas.

Aseguran que han sido hostigados incontables veces. También que sus teléfonos particulares han sido intervenidos y que a menudo son seguidos por sujetos no identificados. En particular, Villanueva expresa que ha recibido amenazas vía redes sociales y telefónicas, especialmente dirigidas a sus hijas menores de edad.

Cabe resaltar que la entrevista con los integrantes de este movimiento se llevó a cabo en la explanada del Palacio de Gobierno del Estado, fuertemente resguardado por elementos uniformados y por personas armadas no identificadas. 

El periodista que elaboró este reportaje presume que se trata de elementos de seguridad del estado.

Sin embargo, al término de la entrevista, sujetos con aspecto similar, aunque no necesariamente armados, abordaron al reportero cuestionándole el por qué de la entrevista y su lugar de procedencia.

A pesar de identificarse como periodista acreditado,  las preguntas no cesaron y su paso fue bloqueado por unos breves instantes. 

comments powered by Disqus

Videos

Lo frenan afuera, ¿lo harán aquí?
#NL
'Infla' nómina del tribunal
Limita gasto irregular a policías municipales
Señales cruzadas
comments powered by Disqus