#Corrupción

Ellos, los nobles

En el mundo están en decadencia pero la realeza en México vive sus mejores años. Es la corte de mirreyes, juniors, lady's y lords a quienes el erario les ha dado vida de monarcas, y cuyo reinado solo ha sido posible gracias a la impunidad. Conócelos

34
comentarios
"Sí son los nobles mexicanos. Personajes de la política que por su falta de valores, por estar exhibiendo dinero de base no honorable, y su necesidad de pertenecer, muestran así su riqueza y caen en la burla"
Gary Alazraki
Director de cine

Su linaje le venía de herencia. Poco hizo para ganarselo, de hecho, su padre le heredó incluso hasta un partido político para que el principito verde lo manejara a su antojo. Así lo hizo durante un tiempo, pero luego se aburrió.

Pero no todo ha sido fácil para Jorge Emilio González. En abril de 2011, una mujer búlgara de nombre Galina Chankova Chaneva, murió al caer del piso 19 de la Torre Emerald, en Cancún.

El incidente habría ocurrido durante una fiesta, la cual se presume tuvo un costo estimado en 1.5 millones dólares, la cual se realizaba en una propiedad que se le adjudicó al legislador.

El principito estuvo abrumado un tiempo, pero su nobleza lo sacó adelante y tras investigaciones, la PGJE de Quintana Roo determinó que se trató de un suicidio y no ejercieron acción penal con él.

Una vez,  ya como senador el principioto verde fue remitido a una especial de mazmora llamada el “Torito”. Había tomado mucho, dijeron.

Pero una vez más su nobleza lo sacó adelante, pues en pocas horas consiguió un amparo que lo sacó de ese inmundo sitio, en donde aprendió del frío, la sed y el hambre. Cosas que un príncipito no debería conocer jamás.

Lady Profeco

Andrea Benítez

andrea benitez

Con todo un séquito de sirvientes que papi puso a su disposición, siempre bien dispuestos a hacer justicia a todos sus designios, Lady Profeco vivía consciente de la presteza con la que sus deseos serían siempre cumplidos.

Pero tenía una fuerte debilidad: la comida.

Amante de los buenos restaurantes, Andrea Benítez era conocida por todos los aldeanos por montar en cólera si no tenía las grandes viandas a su disposición cuando ella lo requería. En tiempo y forma.

Y así, lo que para los simples mortales era una fantasía irrealizable, como cerrar un comedero cuando la servidumbre no cumpla con los mínimos caprichos, para la heredera del hombre encargado de administrar justicia a los desvalidos compradores de este país, era pecata minuta.

Una mala tarde, hubo quien osara negarle el servicio que, airosa y segura de su condición de noble, solicitó. El cielo se oscureció y Lady Profeco tomó su celular vengador, tuiteó su descontento y, cual doncella en problemas, llamó a los hombres de su padre a que acudieran en su auxilio.

Lady Profeco tuvo el incuestionable mérito de trasmutar una simple pataleta en un tema de Estado. Todo mundo habló de su desplante. De su poder de clausura, de la pronta accion de la Profeco.

Lo que Andrea no sabía es que su desplante costaría la cabeza de su padre.

El Conde de Rodeo Drive

Andrés Granier

andres granier

Vivía en un edén. En la opulencia y el oro. Andrés Granier nació para ser noble. Y se jactaba de serlo.

Bohemio de afición y amigo de la farra, el exgobernador de Tabasco era un asiduo comprador de lujosos ajuares. Las marcas más exclusivas estaban en su guardarropa. 

Desafortunadamente no podía lucir a plenitud sus elegantes atuendos, dada la poca claridad y entendimiento de sus coterraneos. Ahí, en su tierra, para no despertar suspicacias, tenía que andar en “fachas”. 

Al exgobernador de Tabasco le gustaba lo bueno, y no tuvo empacho alguno en usar de las arcas públicas el dinero que requería para pagar la vida que merecía. 

Así fue, como una tarde, la Procuraduría de Tabasco informó del aseguramiento de cinco cajas repletas de dinero, 90 millones de pesos presuntamente relacionadas con el Conde.

‘Sí se parecen’

Gary Alazraki, el autor de “Nosotros los nobles” dice a Reporte Indigo que sus personajes sí encajan con las características de la clase política mexicana

La película que ha sido fenómeno de taquilla en México, Nosotros los nobles, tiene una gran similitud entre sus personajes y los ricos derivados de la clase política mexicana. 

Gary Alazraki, el autor de la película que ha sorprendido por su gran éxito, dice que sí, que realmente sus personajes tienen mucho de lo que exhibe esa clase política, impune y ostentosa porque por su dinero viene de condiciones no honorables, como sucede con sus personajes. 

“La clase política que se ha enriquecido con dinero mal ganado peca de lo mismo que exhibe mi película. Encajan perfectamente porque en la película son los hijos de un padre rico, que sin hacer ningún esfuerzo disfrutan de ese dinero de una forma ostentosa para lucir lo que no se ganaron”. 

En Nosotros los nobles, un padre preocupado por la conducta de sus hijos decide engañarlos y decirles  que sus empresas fueron intervenidas. De pronto se quedan sin nada y pasan de las comodidades a las penurias de ganarse cada día lo necesario para comer y vivir en una casa muy deteriorada. 

“Para hacer la película me inspiré en los mirreyes, que nos regresa a la teoría del Macho Alfa, una forma muy primitiva de ligar, muy animal, y basado en las apariencias”. 

Alazraki agrega que la conducta de sus personajes exhiben unos valores similares de esa clase que hace dinero en poco tiempo y tiene que mostrarlo con las marcas de ropa y accesorios, las escoltas, la ostentación, el mal gusto. 

comments powered by Disqus

Videos

De procurador a testigo
Arellanes: ‘Sola es machista’
Vacíos para una contienda dispareja
Aprietan el cinturón
comments powered by Disqus