#DesdeelPanóptico

¿El fin de los medios impresos?

El pasado 18 de octubre Tina Brown, editora de la revista Newsweek y el portal the Daily Beast, anunció el fin de la versión impresa de Newsweek, que ha sido una de las revistas de noticias más influyentes desde su creación en 1933.
0
comentarios

Con el anuncio, Newsweek se une a un creciente número de publicaciones que han decidido pasar sus servicios exclusivamente al Internet. Para muchos, se trata de un signo de los tiempos, un augurio de las transformaciones que los medios de comunicación sufrirán en los próximos años, como cuando el CD remplazó al disco de acetato.  ¿Estamos ante el fin de los medios impresos? No lo creo.

Ciertamente el desarrollo del mundo digital está transformando la manera en como nos comunicamos entre nosotros y con el mundo. En una entrevista con CNN, Tina Brown confesó que ella misma ya no lee revistas impresas: “Yo siempre he sido una gran adicta a las revistas, pero mis propios hábitos han cambiado , ya no voy a puestos de revistas, prefiero leer mi Kindle”.  

Todo esto confirma lo que el caso de Newsweek parecía insinuar: los viejos medios de comunicación se encuentran ante una transformación en las comunicaciones que amenaza su existencia. Sin embargo, hay que matizar estas transformaciones. No se trata de ninguna manera de un cambio definitivo. Difiero con aquellos que creen ver en la revolución digital el fin de las publicaciones impresas, la televisión y la radio. 

Los medios que pierdan la batalla contra la revolución digital no serán aquellos que insistan en mantener sus formatos tradicionales, sino aquellos que no logren adaptar el mundo físico al mundo digital. Dicho de otra manera, el verdadero reto que enfrentan los medios es poder crear plataformas compatibles y complementarias, en el cual el mundo digital y el mundo impreso funcionen de manera conjunta. 

El aspecto de la calidad también juega un papel importante. Los grandes monstruos mediáticos tendrán que replantear sus contenidos si quieren sobrevivir en esta era digital. El Internet da el poder a los usuarios, si un medio de comunicación no satisface, hay diez que ofrecen mejores opciones. Todos nos hemos vuelto editores.

El ejemplo de las disqueras musicales es revelador: cuando el Internet permitió a los músicos compartir sus propias creaciones sin necesidad de intermediarios, las disqueras entraron en crisis. Las viejas instituciones que decidían qué escuchábamos perdieron legitimidad ante la opción de convertir al usuario en el único juez. Caso similar ocurrió en nuestro futbol, el Internet permite ver los partidos que uno quiera, después de ver al Barcelona jugar ¿quién quiere ver al América? Fue así que nació la Liga MX.

Por eso la calidad es la única manera de dar legitimidad a la existencia de los editores de contenido como las revistas o la televisión. El fracaso de Newsweek se debe más a una mala gestión y una fuerte baja en la calidad del contenido que a la revolución digital. Newsweek descuidó la calidad de su producto en aras de salvar su situación económica, al final de cuentas, su salvación fue su condena. 

Si los periódicos, revistas y canales de televisión logran fusionar lo digital y lo impreso y combinarlo con una calidad que justifique su existencia, lograrán sobrevivir e incluso incrementar su impacto y presencia. El cambio en el paradigma de los medios no tendría porqué significar el fin de la comunicación impresa, al contrario, podríamos estar ante un nuevo boom de ella. El periódico que usted sostiene en sus manos, es prueba de ello.

comments powered by Disqus

Más ideas de

Emilio Lezama

En 1897 la Organización Sionista Mundial se reunión en Basilea, Suiza, con el objetivo de decidir un territorio en...

Hace mucho tiempo que México no dejaba de ser el centro de atención de Estados Unidos en cuanto al tema de migración...

El balón llegó por la derecha; volando suelto y perdido, algún rebote omiso de un rival. Parecía que el silencio...

Videos

Delgado-Ebrard: ¿dónde están los millones?
Tribunales exhiben a juez
El diagnóstico que aclarará el caos del metro
La semilla de la discordia
comments powered by Disqus