#bribiesca

Dragon Mart...a

Dragon Mart se dispone a aterrizar en Cancún de la mano de los hijos de Marta Sahagún. Juan Carlos López Rodríguez y José Luis Salas Cacho son dos de los socios del proyecto y son también personajes cercanos a la familia Fox

15
comentarios
Juan Carlos López Rodríguez, director de Dragon Mart y exrepresentante de SGS, tiene añejos vínculos con China. En 2004, fue sancionado a 12 años de inhabilitación como servidor público y 28 millones de pesos de multa por haber traído productos chinos al país a precios muy bajos
Salas Cacho fue el cerebro de las campañas de los panistas Manuel J. Clouthier, Diego Fernández de Cevallos y Vicente Fox Quesada
Una comisión especial del Senado de la República analizará las implicaciones de Dragon Mart en México

Las conexiones de la compañía que realiza los peritajes en el edificio B2 de Pemex no se remiten solo a los negocios con los Bribiesca ni al control de los puertos donde Zhenli Ye Gon fue acusado de narcotráfico. 

Llegan a proyectos actuales como el Dragon Mart de Cancún a través, principalmente, de su director general, Juan Carlos López Rodríguez.

Esta persona fue representante en México de la empresa suiza Société Générale de Surveillance (SGS), la encargada de explicar qué sucedió en el sótano del edificio de la petrolera, de acuerdo con reportes de prensa de 2005 y 2006.

En noviembre de 2005 esta compañía ganó una concesión para operar un recinto fiscalizado estratégico en San Luis Potosí, conocido como Logistik Free Trade Zone.

El recinto fue puesto en funcionamiento en 2009 pero a manos de un grupo empresarial formado por las empresas Desarrollo Logistik y Logistik Servicios Multimodales, como consta en los permisos de cambios de uso de suelo para los terrenos en que ahora se afinca el recinto.

López Rodríguez estaba vinculado con SGS pero también fungía como representante de Logistik, la cual tiene sus oficinas administrativas en San Pedro Garza García, Nuevo León, de donde proviene la mayor parte del capital mexicano que alimentará al Dragon Mart.

La concesión otorgada entonces para San Luis Potosí fue compartida con las filiales mexicanas de SGS y se convirtió en el primer ejercicio con el que la compañía suiza se hizo del control de las revisiones de mercancías en puertos mexicanos estratégicos como Lázaro Cárdenas, Altamira y Veracruz, mismas que siguen vigentes.

Como publicó ayer Reporte Indigo, la “relación” de los Bribiesca con esta empresa suiza se remontaba a la década de los noventa, “mucho antes del gobierno de Fox”.

López Rodríguez ha lidiado desde entonces con las acusaciones de ser un operador de la familia Fox. 

Su hermano Humberto López Rodríguez estuvo vinculado con el tráfico de drogas sintéticas, del que se acusó al ciudadano chino Zhenli Ye Gon.

Pero los nexos de Juan Carlos López Rodríguez con China van con su propia historia, ya que en 2004, luego de haber fungido como director de la Administración Central de Investigación Aduanera, fue sancionado a 12 años de inhabilitación como servidor público y 28 millones de pesos de multa.

La acusación, que ya no aparece como vigente en el registro de funcionarios federales sancionados, fue por haber permitido la introducción al país de productos chinos a precios muy bajos.

En una conferencia de prensa en la Ciudad de México a principios de enero, López Rodríguez negó que en Dragon Mart hubiera algún socio de la familia Fox.

Aseguró que se trataba únicamente de empresarios regiomontanos y la compañía Chinamex, la cual hizo también el proyecto Dragon Mart en Dubai.

En efecto, la página web china del proyecto consigna la participación de Chinamex como el enlace con el gobierno mexicano para el desarrollo de este “centro anual de exposiciones”.

Pero no son los únicos. Incluyen como los operadores a la empresa Chinamex Middle East Investment & Trade Promotion Centre, con sede en Beijing y como inversionistas a la compañía Chengkai Investment Co, así como al Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional.

López Rodríguez es el empresario en común que conecta a los Fox con SGS y los empresarios detrás de Dragon Mart.

Posee todas las confianzas de los inversionistas chinos, ya que fue nombrado como el titular de un “poder especial de la empresa”.

Así consta en el borrador de la solicitud de acreditación de la empresa china en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, elaborada en marzo del año pasado y cuya copia obtuvo Reporte Indigo.

El exfuncionario de aduanas insiste en que la inversión inicial de 180 millones de dólares, de los cuales el 90 por ciento sería capital mexicano, prueba que los extranjeros podrían participar únicamente en la exposición de los productos.

A finales de enero dijo que los socios mayoritarios del megacentro de exposiciones y venta de productos al mayoreo y menudeo eran las compañías Real Estate Dragon Mart Cancún y Monterrey-Cancún Mart.

El contacto Monterrey

Uno de los socios de Monterrey-Cancún Mart es José Luis Salas Cacho, quien también está asociado con López Rodríguez en Logistik, una filial del consorcio Transportación Marítima Mexicana, propiedad de la familia Serrano Segovia, de Nuevo León.

En una entrevista con el diario El Financiero, López Rodríguez, reconoció que su inhabilitación en 2004 fue “por permitir el ingreso a México de productos, principalmente chinos, más baratos que lo reportado oficialmente”.

También confirmó que el negocio en San Luis Potosí relacionado con SGS no estará exento de participar en el Dragon Mart, ya que “Logistik operará la logística de transportación de mercancías del Dragon Mart una vez que este comience a operar”.

Permisos sin vigencia

Hasta el momento, Dragon Mart no cuenta con permisos de edificación ni autorización municipal.

Tanto la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales como la Secretaría de Economía han negado tener en su poder solicitudes para sacar adelante el megacomplejo.

Tampoco Logistik tiene acreditado ningún permiso para la importación y exportación de mercancías.

Lo que sí tienen es una concesión por 50 años, otorgada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para “prestar el servicio auxiliar de terminal de carga especializada”, a favor de Logistik Servicios Multimodales.

Los inversionistas chinos de Dragon Mart, constituidos bajo la empresa Chinamex Intl. Co. tampoco aparecen registrados con autorización vigente para importar productos.

comments powered by Disqus

Videos

Es tiempo de escuchar
Arranca era ciclista en Guadalajara
El poder de la competencia
Por Ayotzinapa… ¿todo vale?
comments powered by Disqus