¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ANTICORRUPCIóN

Los secretos del exgobernador

Luis Herrera

La transparencia de las primeras declaraciones patrimoniales del exgobernador de Jalisco y exsecretario de Estado, Alberto Cárdenas Jiménez, durante su paso por el Gobierno federal, se fue perdiendo por una opacidad que crecía en la medida en que acumulaba más bienes e ingresos.

Antes de que optara por impedir todo acceso público a sus posesiones y riqueza, al ingresar al gabinete del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, el panista Cárdenas Jiménez reportó incrementos muy importantes en su patrimonio, en ocasiones con alzas millonarias apenas de un año a otro.


Ene 11, 2017
Lectura 12 min
portada post

Cárdenas Jiménez se interesó por buscar la presidencia de la República y se volvió formalmente precandidato por el PAN, de julio a noviembre del 2005

En 1995, Cárdenas Jiménez, entonces gobernador electo de Jalisco se definía como solo ‘un hombre que cree bastante en la familia, al que le gusta jugar dominó y echar una cubita de vez a en cuando’

En 2004 sería la última vez que Cárdenas Jiménez consentiría transparentar y dar acceso público a su patrimonio personal

Cárdenas Jiménez reportó todo un lote de obras de arte y otro de joyas, pero omitió transparentar el valor total de ambos, los incluyó ese 2004 como ‘donaciones’

Antes de optar por la opacidad, su reporte del año 2003 muestra que el panista duplicó sus ingresos al año anterior con 4.6 mdp totales

En 2007, Cárdenas Jiménez presentó su declaración patrimonial inicial al frente de la Sagarpa, sin embargo, dicha información consignaba la leyenda ‘el servidor no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales’

La riqueza inmobiliaria de Cárdenas Jiménez creció de los primeros 3 millones 15 mil pesos reportados inicialmente en 2002, cuando ingresó al Gobierno federal, a más de 8.3 mdp, por lo que estuvo muy cerca de triplicarla en apenas un par de años

Del 2001 al 2003, el exgobernador casi cuadriplicó sus ingresos; de los más de 4 millones de pesos que ganó en 2003, poco más de 2 mdp fueron reportados como ‘otros’ ingresos, sin dar más detalle

La transparencia de las primeras declaraciones patrimoniales del exgobernador de Jalisco y exsecretario de Estado, Alberto Cárdenas Jiménez, durante su paso por el Gobierno federal, se fue perdiendo por una opacidad que crecía en la medida en que acumulaba más bienes e ingresos.

Antes de que optara por impedir todo acceso público a sus posesiones y riqueza, al ingresar al gabinete del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, el panista Cárdenas Jiménez reportó incrementos muy importantes en su patrimonio, en ocasiones con alzas millonarias apenas de un año a otro.

El primer mandatario de Jalisco que no provenía de las filas del PRI (1995-2001) saltó al servicio público federal en el año 2001, como titular de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), en el gobierno panista que encabezaría el expresidente Vicente Fox Quesada.

En su primera declaración patrimonial del 28 de mayo de 2002, publicada por el Gobierno federal, Cárdenas Jiménez dijo poseer un terreno de 786 metros cuadrados que compró en 2001, con valor de 3 millones de pesos (MDP); un predio rústico de 3 mil metros cuadrados, también de 2001, por 15 mil pesos (sic); y una casa de 300 metros cuadrados, con 600 de construcción, del 2000, de la que omitió su costo.

Los tres inmuebles los compró al contado, igual que su único vehículo, una Gran Voyager 2001, de 310 mil pesos, adquirida ese mismo año; incluyó además dos cuentas bancarias, una con un saldo de 327 mil 695 pesos, y otra sin precisarlo.

En esa primera declaración plasmó ingresos totales en el año anterior -2001- por un millón 210 mil 923 pesos, de los que un millón 057 mil 926 pesos provinieron de su cargo público, y 152 mil 997 pesos por actividad financiera, aunque de esta última no proporcionó mayores detalles.

Para su siguiente registro patrimonial del 30 de mayo de 2003, aún al frente de la Conafor, dio cuenta de un ingreso total en 2002 de 2 millones 248 mil 955 pesos (2 millones 245 mil 545 pesos de estos por su cargo público; y 3 mil 410 pesos por actividad financiera), esto es, un 86 por ciento mayor a su ingreso del 2001.

Sus inmuebles, además, ya no eran tres, sino cuatro, pues sumó una casa con una superficie de construcción de 685 metros cuadrados, comprada al contado en 2002, cuyo valor no transparentó.

Para el 24 de septiembre de 2003, el ex gobernador Cárdenas Jiménez presentaría su primera declaración de bienes ahora al frente de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sin grandes variaciones, salvo que excluyó el último inmueble citado.

Pero eso era solo el comienzo de su carrera federal, las cosas cambiarían notoriamente en su declaración del 2004.

La bonanza

El 2003 fue un muy buen año en términos financieros para el exgobernador panista de Jalisco y exsecretario de Es tado, Cárdenas Jiménez, pues su nivel de riqueza mostró un salto notable de un año a otro, según su declaración del 27 de mayo de 2004, publicada por la Federación.

Ese 2003 el jalisciense tuvo ingresos totales por 4 millones 679 mil 984 pesos, muy superiores a los que había obtenido en el 2002, por 2 millones 248 mil 955 pesos, y aún más que los del año 2001, por un millón 210 mil 923 pesos.

Es decir, que en el año 2003 Cárdenas Jiménez duplicó sus ingresos con respecto al 2002, y casi los cuadruplicó ante el 2001.

Según ese registro de 2004, de los más de 4.6 MDP que ganó en el 2003, 2 millones 032 mil 261 pesos provinieron de su cargo público en el Gobierno federal; otros 300 mil pesos por una “actividad industrial o comercial”; 7 mil 792 pesos por actividad financiera, y 2 millones 339 mil 931 pesos más por una categoría de “otros” de la que no dio ningún detalle.

Esa categoría de “otros” ingresos que el panista dejó en penumbra pese a que le significó más de 2 millones 339 mil pesos para sus bolsillos, terminó resultándole ese año más redituable aun que su función pública en el Gobierno de la República.

Muy atrás, pues, quedaba el sencillo exalcalde de Zapotlán El Grande, Jalisco, el de las formas y expresiones “rancheras” que lo habían caracterizado al iniciar su carrera pública, y que había explotado con buenos resultados en la arena política –en una imagen pública muy similar, finalmente, a la que también desarrolló su empleador, el ex presidente Fox Quesada-.

Ahora el exgobernador Cárdenas Jiménez debía reportar entre sus posesiones todo un lote de obras de arte y otro de joyas, y si bien omitió transparentar el valor total de ambos, los incluyó ese 2004 como “donaciones”, algo que cambiaría posteriormente.

Sigue la racha

Esa notable buena racha para el patrimonio del jalisciense y exsecretario de Estado se reflejó también en sus bienes inmobiliarios.

En el 2004 ya no reportó solamente los tres inmuebles que había incluido en su declaración de 2003, sino cinco, pues sumó una casa de 581 metros cuadrados de construcción, por obra, que pagó al contado en 2002, no obstante que el valor que consignó es de 5 millones 344 mil 234 pesos.

A esto añadió otra casa de 241 metros cuadrados, y otro tanto de construcción, que adquirió de contado por 191 mil 416 pesos (sic) en 1994 –según lo registró él mismo en el documento público-.

De estos cinco inmuebles de su propiedad, en cuatro sí reportó su valor: el terreno de 786 metros cuadrados de 2 millones 782 mil 827 pesos; el predio de 3 mil metros cuadrados por 15 mil pesos (sic); y las dos nuevas casas por 5 millones 535 mil 650 pesos.

De esta manera, el patrimonio inmobiliario que reportaba en 2004 el jalisciense ascendía ya a 8 millones 333 mil 477 pesos, aun sin haber precisado el valor de la casa de 300 metros cuadrados y otros 600 de construcción, por lo que el monto total debió ser aún mayor.

Siendo así, su riqueza inmobiliaria creció de los primeros 3 millones 15 mil pesos que reportó en su declaración inicial del 28 de mayo de 2002, cuando ingresó al Gobierno federal, a estos más de 8.3 MDP, por lo que estuvo muy cerca de triplicarla en el transcurso de apenas un par de años.

Sumó además un fondo de inversión pero del cual no dio más detalles.

En un lejano 20 de febrero de 1995, Cárdenas Jiménez, entonces gobernador electo de Jalisco y a muy poco de asumir la titularidad de ese Ejecutivo estatal, se definía llanamente como solo “un hombre que cree bastante en la familia, al que le gusta jugar dominó y echar una cubita de vez en cuando”, en nota de la revista Proceso.

La casa de humo

Para su siguiente declaración patrimonial del 17 de mayo de 2005, aún al frente de la Semarnat en el gobierno de Fox Quesada, el jalisciense plasmó un ingreso total anual de 2 millones 194 mil 294 pesos -en 2004-, pero modificó su apartado de inmuebles para eliminar repentinamente la propiedad de más de 5.3 MDP que había integrado a sus bienes apenas en su último reporte.

De esta forma, los inmuebles que ahora consignaba como de su propiedad eran cuatro en total: el terreno de 786 metros cuadrados de 2.7 MDP; la casa de 300 metros cuadrados y otros 600 de construcción sin dar su costo; la de 241 metros cuadrados de 191 mil 416 pesos (sic); y una edificación nueva al parecer hecha sobre el primer terreno –y de 581 metros cuadrados, según lo plasmó posteriormente-.

Quedaba así excluida dicha casa de más de 5.3 MDP que había registrado en la última declaración, no obstante que en ningún punto transparenta qué sucedió con ella, ni en sus ingresos se refleja algún tipo de venta de la misma (aparte de su sueldo público, solo consignó un ingreso adicional de 10 mil 497 pesos por actividad financiera).

Sumó, eso así, una camioneta Expedition de 2004 por 418 mil 800 pesos. Su lote de obras de arte, por otra parte, no tuvo ningún cambio, pero el de joyas, que había reportado originalmente como una donación, ahora lo integró como pagado de contado.

En su séptima y última declaración patrimonial como titular de la Semarnat, del 16 de agosto de 2005, el jalisciense sumó a sus vehículos un tercero –una camioneta Xterra- en 2004; y dejó los últimos cuatro inmuebles del reporte anterior.

Esa sería la última vez que Cárdenas Jiménez consentiría transparentar y dar acceso público a su patrimonio personal.

Llega la opacidad

Luego de terminar su encargo al frente de la Semarnat durante el gobierno del expresidente Fox Quesada, en junio de 2005, el exgobernador Cárdenas Jiménez que había venido registrando estas alzas importantes en sus ingresos y en el tamaño de su patrimonio acumulado, no volvió a publicar más su registro de bienes ante la sociedad.

No obstante ello, a su salida de esa Secretaría federal, Cárdenas Jiménez se interesó por buscar la presidencia de la República para lo cual, inclusive, se volvió formalmente precandidato por el PAN –de julio a noviembre del 2005-; tras ese fracaso, fungió como senador de septiembre a noviembre del año 2006.

Ya durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa -2007 a 2012-, el jalisciense se integró a su gabinete como titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), lo que lo reincorporaba al Gobierno federal y a la máxima esfera del servicio público en el país.

El 26 de enero de 2007 Cárdenas Jiménez presentó su declaración patrimonial inicial al frente de la Sagarpa, su nueva encomienda, sin embargo, en esta ocasión, y tras 15 años de carrera gubernamental desde su comienzo en la presidencia municipal de Zapotlán El Grande, Jalisco, ahora el panista optaba por rehuir al escrutinio público sobre su riqueza.

Por primera vez desde el 2001, cuando había escalado hasta el Gobierno federal cobijado por el ex presidente Fox Quesada, la declaración patrimonial que reportaba el jalisciense ante la Federación consignaba la leyenda “el servidor no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales”.

Esa era su octava declaración patrimonial en el Gobierno federal, hay cuatro más que pueden consultarse, pero todas adolecen de la misma opacidad que integró al unirse al gobierno de Calderón Hinojosa:

Una novena del 25 de mayo de 2007; una décima del 30 de mayo de 2008; una undécima del 18 de junio de 2009; y una duodécima del 6 de noviembre de 2009, al concluir su función federal.

Riqueza notable

Ingresos totales anuales del exgobernador

Año       Ingresos

2001      1 millón 210 mil 923 pesos

2002      2 millones 248 mil 955 pesos

2003      4 millones 679 mil 984 pesos

Otro que esconde su patrimonio

El caso del exgobernador Cárdenas Jiménez no es el único de un jalisciense que al alcanzar la esfera más alta de la política nacional, se decidiera por impedir el acceso público sobre el tamaño de su riqueza.

Reporte Indigo había documentado antes el del exsubsecretario de Gobernación de Calderón Hinojosa, Abraham González Uyeda, otro originario de Jalisco que en su trayectoria por el Gobierno federal nunca consintió que su patrimonio pudiera ser observado y fiscalizado por los mexicanos.

Desde la primera declaración patrimonial que presentó González Uyeda en el ámbito federal el 6 de noviembre de 2006, hasta la última el 23 de marzo de 2009, este jalisciense siempre se rehusó a transparentar los bienes en su poder, así como la evolución que tuvieron los mismos en esos años.

De vuelta en Jalisco, sin embargo, y tras la pérdida del poder del PAN en el estado, González Uyeda se desvinculó de un inmueble de su propiedad valuado en 19 millones 554 mil 807 pesos, el 20 de diciembre de 2013, que dejó en manos de allegados.


Notas relacionadas

Sep 18, 2017
Lectura 5 min

ANTICORRUPCIóN

Alistan nueva ofensiva contra Medina

Jesús Padilla


Sep 18, 2017 Lectura 5 min

Jul 24, 2017
Lectura 6 min

ANTICORRUPCIóN

La mancha en el PAN

Luis Herrera


Jul 24, 2017 Lectura 6 min

Jul 20, 2017
Lectura 6 min

ANTICORRUPCIóN

Critican doble moral de Ernesto Canales

Jesús Padilla


Jul 20, 2017 Lectura 6 min

Jul 19, 2017
Lectura 5 min

ANTICORRUPCIóN

Canales: el falso predicador

Jesús Padilla


Jul 19, 2017 Lectura 5 min

Comentarios