¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

REFORMAENERGéTICA

Lázaro: Levántate ¡y protesta!

Armando Estrop

Dos fuerzas políticas en México se pelean a Lázaro Cárdenas como estandarte para sus respectivos proyectos de reforma energética. 

El PRI y el PRD. Son históricamente antagónicas aunque una nació del otro.

Los dos evocan al pasado y a un caudillo mexicano. Voltean a ver para atrás para poder saber de dónde vienen pero no para saber a dónde van.

El PRI dice modernizar con las características del pasado. El PRD vuelve atrás para recordar que por algo se privatizó el petróleo en 1938. 


Ago 20, 2013
Lectura 16 min
portada post

El PRI dice modernizar con las características del pasado. El PRD vuelve atrás para recordar que por algo se privatizó el petróleo en 1938

"Hijo de un exsecretario de Energía, Lozoya no tiene experiencia previa en el sector energético”

- The New York Times

http://youtu.be/oEnhyRlR-fY

Dos fuerzas políticas en México se pelean a Lázaro Cárdenas como estandarte para sus respectivos proyectos de reforma energética. 

El PRI y el PRD. Son históricamente antagónicas aunque una nació del otro.

Los dos evocan al pasado y a un caudillo mexicano. Voltean a ver para atrás para poder saber de dónde vienen pero no para saber a dónde van.

El PRI dice modernizar con las características del pasado. El PRD vuelve atrás para recordar que por algo se privatizó el petróleo en 1938. 

Las tribus unidas del sol azteca, con su líder moral y fundador Cuauhtémoc Cárdenas, presentaron ayer una serie de reformas a 12 leyes secundarias y la creación de una nueva Ley para evitar el despilfarro de los excedentes petroleros. 

Reiteran que no hay necesidad de reforma constitucional.

En la docena de cambios legislativos buscan quitar la carga fiscal de Petróleos Mexicanos, darle autonomía presupuestal y de gestión, modificar montos de deducción y elevar el precio piso del barril del petróleo a 80 dólares. 

Saben que el PRD tiene derecho de antigüedad y patrimonio con el “Tata” Lázaro.

Lázaro, levántate y anda, dice la anécdota bíblica.

Lázaro, moderniza el sector energético con tu pasado, grita la sentencia del PRI.

Lázaro, protesta y consulta, dice la tercera consigna.

Desde el Monumento a la Revolución, donde yacen los restos de su padre, Cuauhtémoc Cárdenas lanza la sentencia que el PRD y sus seguidores esperaban: 

“La iniciativa del gobierno para reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución es una iniciativa privatizadora diga lo que se diga, es una iniciativa que va contra el interés general de los mexicanos, es sin lugar a dudas una iniciativa lesiva a los intereses de la nación, una iniciativa anti patriota”.

Hay pocos asistentes en la plancha del Monumento a la Revolución,  pero está la plana mayor del partido. Están juntos y revueltos los Chuchos, los bejaranistas y Marcelo Ebrard.

Cárdenas se queja de que se utilice la figura de su padre, para darle sello de garantía a la propuesta del gobierno de Enrique Peña Nieto, que busca modificar los dos polémicos artículos de la Constitución.

“¿Dónde pues cabe pretender sustentar está retrógrada reforma en la figura de Lázaro Cárdenas? Es falaz la utilización que se hace en el nombre de quien encabezó la lucha por el rescate y pleno ejercicio de la soberanía de la nación en el Siglo XX.

“Ofende a quienes verdaderamente se identifican con sus ideas y su obra, ofende la inteligencia y el sentido común, nadie más lejos de una política entreguista que Lázaro Cárdenas. Nadie más lejos de mentir al pueblo mexicano, nadie más lejos de ese oportunismo demagógico”.

Tres veces candidato a la Presidencia de la República, reitera la petición de una consulta pública sobre la reforma energética que ya ha propuesto el PRD desde hace semanas. 

Ante la posibilidad de que el PRI y los partidos con los que logre consenso reúnan el número de votos necesarios para lograr su reforma en el Congreso de la Unión, el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal apuesta por la protesta colectiva, por inconformarse, por enterarse y luchar en contra de la reforma de la administración de Peña Nieto.

“Se dice que el gobierno puede contar con los votos en las Cámaras del Congreso para sacar adelante sus iniciativas. Puede ser, pero desde ningún punto de vista debemos inmovilizarnos. Primero el debate hay que llevarlo a todos los foros, a todos los foros posibles y darlos en todos los foros que haya oportunidad, así lo organicen o lo convoquen nuestros adversarios políticos.

“Apoyemos desde las trincheras a las que tengamos acceso toda iniciativa y medida que busque frenar y echar abajo las propuestas oficiales de reformas del 27 y 28 constitucionales”. 

Anuncia entre aplausos su regreso a la vida pública. Esta nueva cruzada será para dedicarse de lleno a organizar una oposición y consulta a la reforma energética.

“Les digo que desde ahora dejaré otros asuntos y me lanzo de lleno a preparar esta campaña. Sé que muchos compañeros por todo el país acompañarán este esfuerzo. Recojamos firmas por toda la República, registrando al mismo tiempo los números de credenciales de elector y buscando notarios que los certifiquen para llegar oportunamente al IFE y que estrenemos el artículo 35 constitucional, reformado en agosto del 2012, con la primera consulta popular realizada en nuestro país, apoyada en lo que dispone nuestra Constitución, misma Constitución que permitió la expropiación”.

El laberinto

La reforma energética ha caído en un laberinto de difícil solución. El brazo fuerte del PRD no está en el número de votos que puedan conseguir en las Cámaras, está en las calles. Por eso el PRI está resuelto a por primera vez en décadas salir a defender este proyecto al territorio de las marchas, las consignas y pancartas.

Aunado a esto que tiene los primeros visos de confrontación, los partidos de izquierda están convencidos de realizar una consulta pública y foros. Quieren que el resultado de la consulta sea vinculante con la aprobación de la reforma, pero en la Secretaría de Gobernación aseguran que eso no está previsto en la Ley.

La propuesta perredista pone sobre la mesa la modificación a 12 leyes y la creación de una nueva. Esto es una tarea titánica para el ritmo de trabajo del Congreso mexicano.

Si el PRI y el PAN en el Congreso cumplen con su discurso, el proyecto del sol azteca tendría que entrar en la discusión, lo que los llevaría por un largo y sinuoso camino de negociaciones. 

Aunado a que está por definirse en un período extraordinario un proyecto de reforma político-electoral, y la reforma financiera. 

Es decir, el camino de la aprobación de una reforma energética se torna complicado. 

A la dificultad en el entorno legislativo hay que sumarle que los grupos disidentes de maestros, específicamente la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ya hicieron un posicionamiento público contra esta reforma. 

Se han sumado también en contra los grupos de autodefensa –armados– en Guerrero. Desde hace dos semanas emitieron un boletín en el que aseguraban que no permitirán una reforma energética privatizadora como la que ha presentado el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

La crítica sube de tono

Atacando las propuestas de los otros partidos, y agregando a esto la opinión internacional, no siempre favorable, empieza el debate nacional

A medida que pasa el tiempo las voces críticas van en aumento. 

En una nota del prestigiado diario “Hijo de un exsecretario de Energía, Lozoya no tiene experiencia previa en el sector energético, los corresponsales en México entrevistaron a Emilio Lozoya, director de Pemex, sobre la situación de la paraestatal. 

En la publicación destacan tanto en el texto como en el pie de una de las fotos, la falta de experiencia de Lozoya en el sector energético.

“Hijo de un exsecretario de Energía, Lozoya no tiene experiencia previa en el sector energético. Cuenta una maestría en administración de empresas en Harvard. Antes de su nombramiento como director general de Pemex, Lozoya manejó fondos de inversión en Nueva York. Previamente, se desempeñó como un director regional para América Latina en el Foro Económico Mundial”.

En México el analista Jesús Silva Herzog Márquez, hizo una dura crítica al gobierno de Peña Nieto por no atreverse a presentar una iniciativa más completa. Una reforma que incluyera las reformas secundarias y no sólo la constitucional. Un proyecto detallado y sin miedos. 

“Peña Nieto quiere agradar a todos, y ante todo, conservar la balsa consensualista. El presidente es un reformista vergonzante porque no asume la carga que conllevan las reformas. En efecto: si no hay reforma profunda sin adversarios poderosos, la ilusión del consenso perpetuo es, en el fondo, expresión de un miedo preservacionista”.

Mordaz, el académico indica que en aras de querer una reforma por consenso, el presidente de México está perdiendo la oportunidad de realmente presentar el proyecto en materia energética que necesita el país para ser competitivo. 

“Resulta evidente que al pragmático que es, le resulta ajeno ese afán de arraigar su política en la historia. Un hombre impermeable a la lectura es igualmente insensible a los llamados del pasado. Si el presidente recurre a la historia es porque se aferra a la ilusión del consenso”.

En el escenario adverso también están los más radicales en este tema.

Para el próximo 8 de septiembre el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, considerado por muchos el más rígido en ideas de los líderes de izquierda, convocó a una marcha y asamblea popular en el zócalo de la Ciudad de México. 

Se espera que ahí dé a conocer la estrategia para contrarrestar la iniciativa del gobierno federal, la cual ya ha calificado de privatizadora y de ser un modelo con el cual un cierto grupo de empresarios se quiere quedar con las ganancias que le pertenecen a todos los mexicanos.

Con todos esos frentes abiertos los diputados y senadores tendrán que resolver una reforma que durante años, según los discursos de todos los partidos, ha dormido el sueño de los justos.  

Y lejos de parecer que ya viene el despertar de ese proyecto, todo indica que las complicaciones irán creciendo.

Ejes estratégicos de la reforma

> Cambio al Régimen Fiscal
> Autonomía Presupuestaria
> Autonomía de Gestión
> Fortalecer a la Secretaría de Energía y Comisión Nacional de Hidrocarburos
> Acceso equitativo a tarifas, precios y subsidios de los combustibles y electricidad
> Convertir al Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros en un Organismo Financiero
> Impulsar la investigación y el desarrollo tecnológico
> Transición energética, cuidado del medio ambiente y desarrollo sustentable

Las leyes a crear y modificar

> Ley de Petróleos Mexicanos
> Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo Petrolero
> Ley Federal de Derechos
> Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria
> Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
> Ley Federal de Entidades Paraestatales
> Ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos
> Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica
> Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética
> Ley General de Deuda Pública
> Ley de la Comisión Reguladora de Energía
> Ley de Instituciones de Crédito
> Creación de la Ley del Fondo de Excedentes Petroleros

Las frases

El ejecutivo federal presentó su iniciativa de reforma energética, misma que retomó el PRI como su propuesta. 

Cuauhtémoc Cárdenas presentó la propia, a la que se sumó el PRD. 

Y ante tantas afirmación y recuerdos del presidente Lázaro Cárdenas, que en 1938 canceló los contratos que concesionaban a las industrias petroleras extranjeras, lo que se llamó “expropiación”, retomamos párrafos de los tres discursos.

Lázaro Cárdenas (18 de marzo, 1938)

> “Se ha dicho hasta el cansancio que la industria petrolera ha traído al país cuantiosos capitales para su fomento y desarrollo”. 

> “Esta afirmación es exagerada. Las compañías petroleras han gozado durante muchos años, los más de su existencia, de grandes privilegios para su desarrollo y expansión; de franquicias aduanales; de exenciones fiscales y de prerrogativas innumerables, y cuyos factores de privilegio, unidos a la prodigiosa potencialidad de los mantos petrolíferos que la nación les concesionó (…) significan casi la totalidad del verdadero capital de que se habla”. 

> “¿En cuántos de los pueblos cercanos a las explotaciones petroleras hay un hospital, una escuela o un centro social, o una obra de aprovisionamiento o saneamiento de agua, o un campo deportivo, o una planta de luz, aunque fuera a base de los muchos millones de metros cúbicos del gas que desperdician las explotaciones?”

Cuauhtémoc Cárdenas

> “Estamos ante la amenaza de una reforma entreguista y neoliberal del petróleo. Con el régimen de pago de impuestos por adelantado habría que ver quiénes son los particulares beneficiados”.

> “Otros impulsores de la iniciativa oficial agregan a estas supuestas bondades, que se generará medio millón de nuevos empleos para 2018 y dos y medio millones más para 2025, que el gas natural doméstico resultará también más barato al consumidor y que la economía mexicana crecerá un punto porcentual más en 2018 y 2 más en 2025”.

> “Todos estos supuestos logros suenan a cuentas alegres y en el mejor de los casos a buenos deseos. No hay una cifra que los sustente, ni un análisis y proyecciones serias de la economía nacional en los próximos años (…) ni menos la definición de una política petrolera integral que requiriera de esos montos de producción, de mayores o menores, en los horizontes de 2018 y 2025”.

Enrique Peña Nieto

> “Lo que busca la reforma energética es que el Artículo 27 de la Constitución vuelva a decir lo que el Presidente Lázaro Cárdenas dejó escrito, palabra por palabra”.

> “Pemex y la CFE no se privatizarán, seguirán siendo 100 por ciento públicas y 100 por ciento  mexicanas”.

> “Todo el petróleo y el gas seguirán siendo de la Nación y se permitirá la participación privada en exploración, extracción, refinación, petroquímica, almacenamiento, transporte y almacenamiento”.

> “Habrá más recursos para el presupuesto y programas sociales”.

> “La renta petrolera de la Nación crecerá, pues habrá más producción de petróleo y gas natural, y habrá nuevas empresas de refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento”.

> “La renta petrolera generará escuelas de calidad, hospitales, programas sociales, carreteras y servicios de agua”.

¿Qué pasó en 1938?

Por Norma Garza

Los motivos de Lazaro Cárdenas fueron  muy diferentes a los actuales.  Para empezar se regresó, y ahora se trata de entregar, aunque el mensaje no quede claro. La historia del proceso de expropiación inicia cuando el general llegó a la presidencia en 1934. Pocos años antes se libraban las últimas batallas revolucionarias con la guerra cristera. La influencia del presidente Calles y el maximato amenazaba con intervenir en su gobierno y Cárdenas mostró la espada de su tradición bélica expulsando del país al expresidente. 

En 1936, viendo que la situación de los obreros era precaria y que no lograban organizarse para proclamar sus derechos legales, el presidente promovió la creación de la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM). Miles de operarios de la industria petrolera, concesionada a 16 compañías extranjeras, decidieron formar el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), y exigir prestaciones y aumento de sueldo. 

Las compañías argumentaron que no era posible el aumento ya que sus ganancias eran raquíticas. El general revolucionario formó una comisión investigadora para revisar las finanzas de las empresas y comprobar la verdad sobre sus utilidades, o si podrían acatar las exigencias de los trabadores. 

El informe sumó 2 mil 500 páginas y concluyó que sí podían pagar lo justo a los obreros petroleros. Pero las 16 compañías, en franca rebeldía, dijeron que no aumentaban sueldos. 

Sorpresivamente, el 18 de marzo por la noche, Cárdenas anunció por radio, en cadena nacional, la expropiación de la industria petrolera a las concesiones extranjeras.  

Tarde, respondieron que sí aumentarían los sueldos, aún por encima de las demandas, pero el mensaje de Cárdenas había sido claro: se irían del país y se les pagaría lo que estipulaban los contratos de la concesión. 

Al irse los extranjeros México empezaba de cero en la exploración y explotación petrolera en un país sin tecnología ni conocimiento científico, ni una idea de lo que el petróleo implicaba para México. Los mexicanos se volcaron en recolecciones de dinero, joyería y cualquier tipo de bien al alcance para pagar lo justo a los extranjeros y conservar la dignidad.   

Las 16 compañías se fueron y el petróleo se convirtió en un ícono nacional por la forma de vender la expropiación: rescate a los obreros, expulsión a quienes querían aprovecharse de un bien nacional,  reconocimiento a los derechos de los trabajadores mexicanos. 

Pasaron muchos años para que el petróleo realmente significara una gran renta para el país y probablemente hasta finales de los 70, con Cantarell y el aumento de los precios internacionales, México empezó a vivir la abundancia petrolera. 

Ahora todo es muy diferente a 1938. 


Notas relacionadas

Jul 13, 2017
Lectura 4 min

REFORMAENERGéTICA

El nuevo Mexican Moment

Indigo Staff


Jul 13, 2017 Lectura 4 min

Jul 13, 2017
Lectura 3 min

REFORMAENERGéTICA

Y siguen las asignaciones

Lourdes González


Jul 13, 2017 Lectura 3 min

Jul 13, 2017
Lectura 8 min

REFORMAENERGéTICA

Todos ganan

Rodrigo Carbajal


Jul 13, 2017 Lectura 8 min

Jun 25, 2017
Lectura 4 min

REFORMAENERGéTICA

Veinte años tarde

Lourdes González


Jun 25, 2017 Lectura 4 min

Comentarios