#Jalisco

Francisco Ayón: el poderoso

El hombre de confianza del gobernador, concentra un poder incomparable. Su influencia abarca la Secretaría de Educación, el SIAPA, la presidencia del Instituto de Pensiones y hasta labores de su partido

7
comentarios
Hace apenas unos días informó que el dinero de pensiones no se invertiría en el proyecto de Chalacatepec
El secretario de Educación se encargará de dar el visto bueno a un nuevo proyecto de inversión turística en la Costa Alegre

Una semana antes de la toma de posesión de Aristóteles Sandoval Díaz como gobernador de Jalisco, en febrero del 2013, la noticia sobre el nombramiento del senador, Arturo Zamora Jiménez, como secretario general de Gobierno, causó conmoción en el estado y en el círculo cercano al mandatario, pues se atribuía el puesto al hombre fiel de Sandoval Díaz, Francisco Ayón López. 

Ayón López ocupó la silla de alcalde interino de Guadalajara durante ocho meses  del 2012 tras la salida de Aristóteles Sandoval en busca de la gubernatura.

Trascendió que la designación de Zamora Jiménez se debía a una decisión tomada en Los Pinos, desde donde se percibía poca solidez del equipo del gobernador. 

A manera de consolación, Francisco Ayón fue nombrado secretario de Educación, institución en donde Ayón López había trabajado en décadas pasadas como docente. También desempeñó labores como secretario de Prensa y Propaganda del Comité Magisterial de la Sección 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Pero a poco más de ocho meses de haber sido nombrado secretario de Estado, la intención de Ayón López por acaparar más espacios de poder y no soltar otros ha sido evidente. 

Y es que el secretario de Educación está metido en los proyectos clave de la actual administración. 

En él recae el nuevo proyecto de operación de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). 

Así como la administración del ambicioso proyecto de Pensiones del Estado, que en la administración pasada invirtió 89 millones de dólares en el Proyecto Nuevo Cancún en la Playa de Chalacatepec, en Costa Alegre.

Francisco Ayón se encargará de dar el visto bueno a un nuevo proyecto de inversión turística en la zona. De hecho ya presentó avances en el tema y la intención de desarrollar la costa de Jalisco sigue en pie. 

Pero además, a Ayón López también se le encomendó destrabar el conflicto político en Zapopan, tras la confrontación entre el exalcalde Héctor Vielma y el actual Héctor Robles. 

La justificación para ocupar todos esos cargos radica en que son puestos honorarios, y por lo tanto no se le paga.

No obstante es de cuestionarse si un secretario de Estado tendrá la mente y el tiempo suficientes para dedicar el trabajo necesario para el buen desempeño de todas las áreas. 

Y deja en duda si el gobernador, Aristóteles Sandoval, tiene a alguien más en quién confiar los asuntos importantes de Jalisco.

El rostro del nuevo SIAPA

Tras su salida de la alcaldía de Guadalajara, Ayón López se mantuvo al frente del SIAPA. Ahora como representante del gobierno del Estado, no suelta el control del sistema operador que pronto formará parte del Gobierno del Estado.

La estrategia del nuevo SIAPA se inició con la campaña mediática y judicial en contra del extitular del organismo, Rodolfo Ocampo, quien fue acusado de malversación de fondos en el año 2008 y hoy permanece preso. 

Ayón López fue el encargado de ejecutar el plan. 

Con el nuevo esquema de operación del agua, el SIAPA ya no será un organismo intermunicipal, las decisiones las tomará una nueva junta de gobierno cuya representación mayoritaria será del Ejecutivo.

El nuevo SIAPA, de la mano de la Comisión Estatal del Agua, se encargarán de operar el ambicioso proyecto de dotación de agua que implica la reactivación de proyectos añejos, como la presa Arcediano.

La propuesta de ley sigue atorada en el Congreso local, pues el Ejecutivo hizo algunas observaciones al proyecto presentado, ya que en la ley quedaba inscrita de forma ambigua la conformación del comité tarifario.

Como el nuevo esquema directivo no se ha cambiado, el Consejo Administrativo del que Ayón es presidente sigue encargado de proponer la tarifa de agua para la ZMG.

El Consejo de Administración es el órgano regulador del SIAPA, en administraciones pasadas el consejo fue el ente que validó los malos manejos, como los del exdirector general Rodolfo Ocampo.

 A quien se le atribuye un desfalco de más de 348 millones de pesos derivados del crédito de mil 200 que otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo.

Tensión en pensiones

Una de la tareas más complicadas para el secretario de Educación es su posición como titular del Consejo Directivo del Instituto de Pensiones, pues en él recae la administración del dinero de los trabajadores del estado. 

89 millones de dólares del fondo de pensiones fueron utilizados en el gobierno del exgobernador, Emilio González Márquez, para la inversión en la Costa Alegre. 

En específico en la playa de Chalacatepec en sociedad con la empresa Rassaland, el proyecto fue bautizado como “El Nuevo Cancún”.

Hace apenas unos días, Ayón López informó que el dinero de pensiones se invertiría de otra forma.

El proyecto de Chalacatepec sería fortalecido con el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), institución que aportará 80 millones de dólares más, que estarán administrados en un fondo accionario.

Con dicha aportación, Pensiones del Estado logró tener acciones en los proyectos hoteleros “La Mandarina” que se erigirá en la Riviera de Nayarit, así como en el hotel Four Seasons de la Ciudad de México.

La decisión de involucrar a Fonadin en el proyecto Chalacatepec fue tomada por la pasada administración del Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal), justificó Ayón López. No obstante la alternativa de inversión en otros proyectos fue idea del actual Consejo Directivo.

Integrantes de la Federación General de Trabajadores del Estado y sus Municipios (FGTEM) exigieron cuentas sobre el resultado de la inversión de 89 millones de dólares. 

 
 

Video Destacado

Las reglas aprobadas por el INE, conocidas como ‘de cancha pareja’, son las más polémicas en la historia. El Trife tendrá que resolver antes del 8 de septiembre, que arranca el proceso electoral para el 2018, más de 300 impugnaciones presentadas en contra de estos lineamientos