#derechoshumanos

El ‘delito’ de grabar

Aunque ningún reglamento, código o ley prohíbe la grabación de elementos policíacos en servicio, hay al menos tres casos documentados en que uniformados de la Policía de Guadalajara detuvieron a ciudadanos por grabarlos

19
comentarios
"Acto seguido empiezan a llegar más policías y me empiezan a decir que no puedo estar aquí ejerciendo un derecho, que es el derecho de grabar”
Juan Yves Palomar
detenido por grabar a policías en la manifestación de ambulantes
"Realmente tampoco aquí en México está prohibido filmar, en la vía pública o a un servidor público y como no está prohibido está permitido, entonces, pues hay que hacerlo”
Miguel Ruiz
detenido por grabar una detención hecha por policías

“Trépame a éste también. -Yo estoy aquí en la banqueta, maestro. -¡Súbete, súbete, tú también!, ¡vente!, -¿qué estoy haciendo, señor?, -estás entorpeciendo labores policiales, -no estoy metiéndome con nadie, señor, -sí, sí te estás metiendo”. 

A muchos de los elementos de la Policía de Guadalajara no les gustan las cámaras, como se puede ver en diversos videos que varios usuarios han subido a la red denunciando abusos. La conversación citada líneas arriba, es la que sostuvo Miguel Ruiz Vargas con el elemento que lo detuvo por grabar una detención que el agraviado juzgó arbitraria. 

“El hecho de sentirse la autoridad va más arriba de sentirse servidores públicos, y como claro, había alguien que los podía evidenciar de su maltrato o de su mal prestación de servicios, pues en ese momento te conviertes en una ofensa para ellos”, señaló Ruiz Vargas en entrevista con Reporte Indigo. 

Elementos de la policía tapatía agreden a los ciudadanos que les toman fotos o los graban con algún dispositivo. Y si el momento que captó el espectador es un abuso, subes a la patrulla con todo y cámara o celular.

En el caso de Juan Iyves Palomar, estudiante del ITESO detenido el pasado 25 de septiembre durante la manifestación de los ambulantes de artesanías indígenas, ni siquiera pudo conservar el video y las imágenes de su detención, pues los oficiales lo obligaron a borrarlas durante su traslado.  

“A mi parecer creo que fue un acto de prepotencia, arbitrariedad y podría decirse que también de autoritarismo de la Policía de Guadalajara, porque además de reprimir una manifestación, que tiene todo el derecho de ser y existir, además están cancelando otros derechos humanos que son la libertad de expresión, el derecho a la información, de poder grabar libremente lo que sucede en tu ciudad en la vía pública”, indicó Palomar. 

En el caso de Miguel Ruiz, los cargos que se le imputaron fueron “impedir, dificultar o entorpecer la correcta prestación de los servicios municipales”, aunque en el video de su detención se observa que jamás intervino en el arresto. 

El otro caso documentado es el Pavel Ocampo Núñez, uno de los detenidos en la protesta del primero de diciembre del 2012, en las inmediaciones de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. 

Ocampo Núñez, al igual que Ruiz Vargas, fue imputado con cargos falsos como “robo calificado”, que en la grabación de su detención se muestra que nunca tuvieron lugar. 

En la grabación de Ocampo Núñez se ve cómo camina del hotel Camino Real a la Expo Guadalajara cruzando avenida Mariano Otero, en el trayecto graba detenciones y se acerca a un grupo de policías que amagan a un detenido; una vez que se acerca al grupo se escuchan gritos, la imagen se pierde y termina el video. 

Documentar no es delito 

Organizaciones internacionales en pro de la libertad de expresión, como Article 19, han iniciado campañas para la concientización sobre la necesidad de grabar en las manifestaciones los abusos policíacos. 

Hace unos meses #RompeElMiedo se presentó como una campaña de la organización en redes sociales para defender el derecho a la información de los ciudadanos durante los procesos en que son detenidos en manifestaciones y marchas. 

Apenas en julio de este año, el director del documental Presunto Culpable, Roberto Hernández, fue detenido por “estar interrumpiendo las labores de un oficial” al grabar una detención que juzgó arbitraria en La Alameda, en la Ciudad de México. 

Y es que en ningún reglamento de policía, código penal de un estado o ley del país se establece que un ciudadano tiene prohibido grabar a un servidor público realizando sus labores. 

“Realmente tampoco aquí en México está prohibido filmar, en la vía pública o a un servidor público y como no está prohibido está permitido, entonces, pues hay que hacerlo”, indicó Miguel Ruiz. 

De modo que cuando un oficial detiene a un ciudadano por grabarlo, está incurriendo en un abuso de autoridad, pues no hay motivo para una detención. El hecho de que la Policía de Guadalajara haya actuado del mismo modo en tres distintos casos, aislados uno del otro, habla de una política que ejercen los agentes de dicha corporación. 

Juan Yves Palomar refiere que en su caso ni siquiera se levantaron cargos en su contra por estar vinculado al conflicto de los ambulantes, “yo salí libre sin que se me presentara ante un juez como marca la Constitución.

“Estoy preparando y visualizando por dónde puedo hacer que mi caso ejerza la mayor presión posible para que este tipo de situaciones, en la medida de lo posible ya no se repitan más en nuestra ciudad y en el país. Tristemente es algo que no sucede nada más en Guadalajara, ha sucedido en el Distrito Federal y en otros lugares del país y es una situación que se tiene que combatir y denunciar”.

Los testimonios 

Para Miguel Ruiz, profesionista con un estudio de grabación, el ciudadano está a expensas por completo del criterio del policía en las detenciones: 

“Simplemente se sobreentiende que la voz del policía o lo que diga el policía es la verdad absoluta, y partiendo de esa premisa es que se convierte en algo mucho muy delicado porque en relación de qué tan honesto sea el policía o de qué tan ensañado esté contigo, qué tan bien o mal le hayas caído, él puede decir lo que sea”. 

Por otro lado, relata como su intervención en el caso por el que terminó en los separos, se dio al contemplar un abuso y una actuación irregular de los elementos de la policía tapatía:  

comments powered by Disqus

Videos

Lo frenan afuera, ¿lo harán aquí?
#NL
Infla nómina del tribunal
Limitan gasto irregular a policías municipales
Señales cruzadas
comments powered by Disqus