¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MIGRACION

Empoderamiento migrante

Carlos Salazar

El presidente y fundador de la organización Casa Puebla de Nueva York, Jaime Lucero, afirma que los mexicanos residentes en Estados Unidos deben tomar conciencia de la importancia que tienen en la vida política y democrática en ambos lados de la frontera y asumir una participación activa en la defensa de sus derechos.

Lucero llegó hace 42 años a los Estados Unidos con 18 años y 3 años después ya era activista en pro de los migrantes, labor que ha venido desempeñando con amplio reconocimiento en favor de la comunidad de connacionales en Estados Unidos.


Jul 3, 2017
Lectura 4 min
portada post

El presidente y fundador de la organización Casa Puebla de Nueva York, Jaime Lucero, afirma que los mexicanos residentes en Estados Unidos deben tomar conciencia de la importancia que tienen en la vida política y democrática en ambos lados de la frontera y asumir una participación activa en la defensa de sus derechos.

Lucero llegó hace 42 años a los Estados Unidos con 18 años y 3 años después ya era activista en pro de los migrantes, labor que ha venido desempeñando con amplio reconocimiento en favor de la comunidad de connacionales en Estados Unidos.

Hoy, asegura que las bases de la lucha migrante están más cimentadas que nunca y es momento de buscar nuevas formas de acción a través de la participación política y la creación de conciencia entre los jóvenes sobre su comunidad y su papel en el desarrollo de ambos países.

“Necesitamos ampliar el panorama de los nuestros. Tener diputados, senadores en México y en Estados Unidos de una vez por todas. Hay que dejar por un lado la división que tenemos”.

Desde que Casa Puebla Nueva York abre sus puertas en 1999, la organización se ha convertido en referente para los esfuerzos de la comunidad migrante y desde su creación ha servido como sede para que otras organizaciones puedan vincularse y desarrollarse en beneficio de los connacionales.

Hoy, Jaime Lucero, asegura que Casa Puebla está lista para acelerar el ritmo y que los migrantes puedan empoderarse y tener resultados en el corto plazo.

“Ahora nos toca trabajar de lleno con los jóvenes para que se desarrollen y tengan una verdadera visión de lo que ocurre”.

La comunidad migrante en Nueva York es relativamente nueva, y los migrantes de segunda generación establecidos apenas están saliendo de las universidades y es en ellos donde reside la esperanza del cambio para los mexico-americanos sostiene Lucero.

“Tenemos que decirles ‘esta es tu comunidad, tiene necesidades’. Queremos que se involucren, que ayuden a su comunidad, que se acerquen para que puedan seguir de la mano”.

Invisibles

Casa Puebla y la organización Fuerza Migrante firmaron un convenio de colaboración con el INE para la promoción de la credencialización y el voto de los mexicanos en el exterior, un esfuerzo en que Jaime Lucero tiene puestas esperanzas, aunque asegura que ellos vienen trabajando desde años atrás.

“Desde hace tiempo hemos venido luchando porque se reconozca más a los migrantes y en este tema de representación ante el gobierno mexicano prácticamente no existes”.

“No participamos en la decisión sobre quien nos gobierna, no tenemos la ventaja de contar con un México que nos brinde la oportunidad de regresar”.

Con alrededor de 20 millones de mexicanos viviendo en el extranjero y cuyas remesas se estiman en 27 mil millones de pesos al año, la comunidad migrante podría tener la fuerza para inclinar una elección en cualquiera de los dos lados de la frontera, asegura.

“Los mexicanos migrantes somos privilegiados en poder decir que podemos inclinar la balanza tanto en Estados Unidos como en México y no podemos dejar pasar esta oportunidad”

“Tenemos que echar mano de todo lo que nos pueda unir. Tanto los jóvenes como los liderazgos tradicionales debemos abrir nuestra visión para poder participar en el proceso político de nuestro país”.

 Aún con la llegada de Donald Trump a la presidencia, Lucero está convencido de que en lugar de dar marcha atrás, es momento de acelerar el activismo y la participación política de los migrantes, pues aún con el tono más agresivo del nuevo mandatario, el activista sabe que el escenario es el mismo al que se ha tenido que enfrentar la comunidad migrante.

“La comunidad migrante está formada por hombres y mujeres muy valientes. Lo único que ha cambiado es que cada vez es más directo y más descarnado el ataque contra los mexicanos”.

Por último, el fundador de Casa Puebla asegura que casi 4 décadas después de haber comenzado su labor, las necesidades siguen siendo muchas y son pocos los que están dispuestos a sumarse a la causa, aunque la situación empieza a cambiar.


Notas relacionadas

Sep 13, 2017
Lectura 2 min

Sep 5, 2017
Lectura 4 min

Comentarios