Hay personas que hacen la diferencia. Marcan una línea en la historia de una nación con un antes y un después.