Aún no comienza la pelea 2012, y Enrique Peña Nieto ya se siente contra las cuerdas.

Todavía no se sube al cuadrilátero para fajarse contra los que serán sus oponentes del PAN y el PRD, pero el precandidato priista luce casi noqueado ante la opinión pública.

Las primeras dos semanas de precampaña fueron mortales para un ex gobernador mexiquense cuya deteriorada imagen enciende cada día más focos rojos de alerta en las cúpulas del priismo nacional.

Focos rojos que se hacen evidentes en una precampaña que refleja sus mayores enredos en las redes sociales.

En lo que va de diciembre, desde su presentación en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara hasta su deslinde salarial y del precio de las tortillas y la carne, el precandidato del PRI ha dominado como trend topic en Twitter y Facebook.

Cuestión de asomarse a los hashtags que comenzaron con #LibreríaPeñaNieto, #Soyprole, #Foreverprole, #PaulinaNieto, #Nosoylaseñoradelacasa.

Por eso hoy comparan a Enrique Peña Nieto con un boxeador que apenas salió de los vestidores rumbo al cuadrilátero y ya trae sobre su cabeza la nube negra de la derrota.

Siete rounds de sombra, los siete perdidos, validan esa percepción. Analicemos.

ROUND DE SOMBRA 1. Primero se resbaló con una cáscara de plátano cuando invitó a su mentor político Arturo Montiel a su postulación como precandidato único. Es como aceptar de padrinos a dos compadres: Corrupción e Impunidad.

ROUND DE SOMBRA 2. También se le cayó la bata cuando violentó las formas políticas y se sacudió sin el menor protocolo a Humberto Moreira de la Presidencia del PRI. No sólo le negó la posibilidad de una salida cuidada, sino que lo hizo en su propio territorio, en Coahuila. Para muchos priistas fue traición.

ROUND DE SOMBRA 3. Después, Enrique Peña Nieto perdió los calzoncillos en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara cuando fue incapaz de citar tres libros y tres autores que hubieran influido en su vida. Peor aún, confundió títulos y escritores, sumando a su ignorancia la torpeza y la simulación.

ROUND DE SOMBRA 4. Algunos aficionados lo sofocaron con una rechifla cuando su hija Paulina Peña Pretelini reenvió un tweet de su novio en el que califica de “pendejos” y “prole” a los críticos de Peña Nieto. Para esa “prole”, lo reflejado por la hija no es sino el reflejo del padre. Clasismo.

ROUND DE SOMBRA 5. Aún no se enfriaban los chiflidos cuando un juez internacional, el diario El País, le sacó la tarjeta roja a Enrique Peña Nieto al evidenciar que el aspirante a presidente de México no tiene la menor idea de cuánto es el salario mínimo de “la prole” que tanto desprecia su familia. El candidato dijo 900 pesos. El conductor lo corrigió: eran mil 740.

ROUND DE SOMBRA 6. Buscó reponerse de esa descalificación y terminó con tomatazos del sector femenino. En la misma entrevista, dijo que desconocía el precio de la tortilla, y también el del kilo de carne. Su justificación… “No soy la señora de la casa”.

comments powered by Disqus