No hay encuesta que señale lo contrario. Si las elecciones fueran mañana, la ganadora del proceso interno del PAN sería Josefina Vázquez Mota por más de 50 por ciento. Ni siquiera habría segunda vuelta.

Sin embargo, Ernesto Cordero considera que estos indicadores no corresponden a la realidad.

“Primero fue lo de la jornada indicativa, que Josefina se mostró muy renuente, lo cual nos hacía suponer que sabía que su campaña no estaba bien y que probablemente iba a salir muy pareja con este proyecto, eso era una señal.

“Y ahora cambiar de coordinador general a tres semanas de la elección, pues también demuestra que está teniendo problemas esa campaña”, dijo Ernesto Cordero para justificar su hipótesis de que Josefina Vázquez Mota no está pasando por su mejor momento.

El razonamiento de Cordero podría tener cierta lógica si no fuera porque los resultados que arrojan las encuestas llevaron a Vázquez Mota, o a Felipe Calderón, o a los dos, a jugar un nuevo juego.

Y es que los cambios en el equipo de Josefina pudieran obedecer precisamente a la circunstancia de que su campaña va muy bien, mientras que la de Cordero va muy mal. Y que ese hecho pudiera influir en las preferencias de Felipe Calderón.

Por lo anterior, vale la pena analizar a qué juegan Josefina y Felipe.

 

EL GOLPE DE TIMÓN

 

Las cosas se le complicaron al presidente Felipe Calderón a partir del fracaso de su estrategia para sacar a Santiago Creel de la contienda interna del PAN.

El aborto de la consulta indicativa redujo los márgenes de maniobra del mandatario para impulsar la candidatura de Ernesto Cordero.

Este hecho puso de manifiesto que si el poder presidencial fue incapaz de manipular a 30 miembros del CEN del PAN, es posible que también tenga problemas para controlar el voto de cientos de miles de panistas.

Aunque todos los panistas coinciden en que si la decisión fuera exclusivamente de Felipe Calderón, Ernesto Cordero Arroyo ganaría la contienda interna del blanquiazul.

Todos coinciden también en que el ex secretario de Hacienda perderá la elección interna.

Los resultados de las encuestas más recientes señalan que, a tres semanas de los comicios internos, Josefina Vázquez Mota es la puntera, y por mucho.

Alcanza ya 54 puntos en la encuesta de Consulta Mitofsky, lo que sugiere que de continuar esta tendencia, ni sumando los puntos de Creel y Cordero podrían alcanzar a la ex secretaria de Educación.

Según esta encuesta, Ernesto Cordero apenas llegó a 12 puntos a pesar de haber avanzado tres puntos. Por su parte, Santiago Creel conserva 20 puntos.

Para algunos, estos resultados prácticamente estarían obligando a Felipe Calderón a cambiar de caballo al final de la carrera, o al menos a intentar abrirse a otra opción de triunfo con Vázquez Mota, si es que no quiere aparecer como un presidente derrotado por sus correligionarios.

El presidente perdería poder en el palomeo de las listas de candidatos a diputados, senadores, gobernadores y alcaldes, lo que debilitaría su blindaje para cuando concluya su mandato.

Por otra parte, todo parece indicar que Josefina no quiere correr el riesgo de que exista una operación electoral coordinada desde Los Pinos y con cinco gobernadores dispuestos a apoyar a Cordero.

De ser así, el voto de los anticreelistas se dividiría, lo que haría quizá más cerrada la competencia con el ex secretario de Gobernación. Y más aún, cuando Creel fue visto como el más independiente de los tres precandidatos por su desempeño en la batalla contra la consulta indicativa.

Por eso, sostienen algunos, Josefina no perdió tiempo.

comments powered by Disqus