El clamor de la manifestación silenciosa era unánime: no más violencia. No a la violencia de la muerte. No a la violencia de la impunidad. No a la violencia de acusar a inocentes.

comments powered by Disqus