“No hay ningún control de la plaza”. El diagnóstico de José Antonio Fernández sobre Nuevo León no podía ser más crudo.

El presidente y director de FEMSA fue todavía más preciso. “Hay que decirlo con todas sus letras: las autoridades de los diferentes ámbitos de gobierno en Nuevo León han tenido un desempeño evidentemente insatisfactorio y decepcionante”.

Fue también contundente al advertir que “ya tocamos fondo y debemos de reaccionar con decisión y de verdad. No estamos dispuestos a vernos en el espejo de ese casino en llamas”.

 

Rodrigo Medina

 

Y por si los cuestionamientos no fueran suficientes, el empresario dijo que “es inaceptable que los políticos en el ejercicio de sus responsabilidades solamente estén pensando en la conveniencia electoral de sus partidos, olvidándose del beneficio de la sociedad a la que están obligados a servir”.

Los pronunciamientos de José Antonio Fernández se dieron el jueves 1 de septiembre, durante la entrega del premio “Eugenio Garza Sada” al empresario Bernardo Quintana y a la asociación Alternativas y Procesos de Participación Social.

En el mismo lugar, Lorenzo Zambrano apoyó cien por ciento la postura de José Antonio Fernández.

“Estoy de acuerdo con todo lo que dijo el ingeniero José Antonio Fernández Carbajal. Creo que lo que dijo él refleja lo que muchos regiomontanos y nuevoleoneses sentimos y pensamos. Estoy cien por ciento de acuerdo, y ustedes ya conocen mis puntos de vista. Ahorita lo importante es resaltar lo que el ingeniero Fernández acaba de decir. Me adhiero”.

Y el mismo jueves 1 de septiembre, Eugenio Garza Herrera, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, dejó en claro que ni el gobernador Rodrigo Medina ni el alcalde de Monterrey Fernando Larrazabal han cumplido.

“Lo que pide la sociedad son resultados que no hemos tenido. La autoridad no ha cumplido, la autoridad estatal y municipal no ha cumplido. No es que no esté cumpliendo; ya no cumplió”.

Los severos cuestionamientos empresariales sobre el desempeño de los principales funcionarios públicos estatales y municipales se dan a tres días de que sostuvieran una comida en Los Pinos con el presidente Calderón.

Y la ausencia del gobernador Rodrigo Medina en el salón presidencial fue motivo de todo tipo de especulaciones, desde un reforzamiento de su gobierno hasta el relevo de su cargo.

Sin embargo, Eugenio Garza Herrera se desmarcó de las peticiones de cambios en los gobiernos estatal y municipal, sometidos a severas críticas frente a los trágicos sucesos y las secuelas del Casino Royale, donde perdieron la vida 52 nuevoleoneses.

“No propusimos nada de eso. No depende de nosotros. Simplemente asistimos a una invitación y le refrendamos todo nuestro apoyo para seguir trabajando, en seguir invirtiendo, en seguir generando empleo”, explicó el presidente del Grupo Xignux.

Sin duda, el discurso que más impactó fue el de José Antonio Fernández, quien aprovechó el foro de la premiación que recuerda los valores de don Eugenio Garza Sada para mover a la reflexión social.

“Nuevo León merece tener un gobierno, en todos los niveles, que sea efectivo, limpio y eficiente. Esto se vuelve imperativo en momentos de crisis”, dijo.

comments powered by Disqus