Queremos conocerte.

Escribe a:
comentarios@indigomedia.com

 

PT88

Lo que es verdaderamente una aberración es que todos los casinos carezcan de las mínimas medidas de Protección Civil. Si quieren investigar ¿por qué no revisan qué casino cumple con la norma de Sistemas contra Incendios que es una norma federal?

Reporte 256: Gobernación: Guaruras de casinos

Luke

Es una verdadera estupidez, pero bueno los mexicanos nos seguimos dejando, y nos seguiremos dejando y nos seguiremos dejando, y nos seguiremos dejando…

Reporte 256: Gobernación: Guaruras de casinos

Impositivo

Así como esos cárteles de abogados, también lo hacen los que cobran deudas de tarjetas de crédito. A esos malditos debería poner en orden el fallido gobierno, ya que son extorsionadores y amenazan con toda impunidad.

Monterrey 256: Abogados con licencia de despojo

JoePino

Como mexicanos tenemos la obligación de adquirir sabiduría, para poder elegir con conocimiento de causa y no volver a caer en la cueva del lobo.

Indigo Update 64: ¡EmPeñado en desPeñarse!

Profeta072012

Peña Nieto no es la primera vez que nos muestra de qué está hecho, no olvidemos Atenco, tampoco que no hizo nada para aclarar los feminicidios del Estado de México (que superan por mucho a los de Cd. Juárez), lo de la niña Paulette, tampoco sabe de qué murió su anterior esposa según una entrevista que le hizo el periodista Jorge Ramos, y muchas atrocidades más.

Ahorita nos estamos riendo de las pifias de Peña Nieto, pero si este señor llega a ser presidente, tristemente después estaremos llorando.

Siempre los candidatos se nos muestran tal cual son, es la gente la que no sabe elegir, ojalá esto sirva para abrir los ojos a los votantes.

Indigo Update 64: ¡EmPeñado en desPeñarse!

Juan Manuel Martínez

El casino no es responsable directo de la muerte, pero sí indirecto por negligencia, al menos.

Si el operador sabe de antemano que al no pagar derecho de piso se pone en peligro a todo aquel se encuentre en el establecimiento en el momento en que vengan a cobrarlo y aún así decide abrir el casino, lo que se hace es poner por encima de la seguridad misma de las personas las ganancias que, por cierto, provienen de ellas.

Por lo tanto, si cabe la más mínima posibilidad de que esta tragedia hubiera podido evitarse estando cerrando el casino (recordemos que el operador estaba consciente de la amenaza, no por nada "voló"), entonces el operador sí es moral y legalmente culpable (pues tiene la obligación legal de denunciar ante una amenaza que se percibe como real) y, por lo tanto, sujeto a las consecuencias legales que este tipo de omisiones negligentes ameritan.

Especial 65: Carpetazo al Caso Royale