Romper el silencio cuesta. Más aún cuando se te educó para ver y obedecer. No pensar y jamás cuestionar. No compartir nada de la familia con nadie. A pesar de que fueras testigo o víctima de injusticias, de violencia, de intimidación y de corrupción.

Pero Martha Maíz de Zuazua ya no desea callar más. Sus 40 años de silencio terminaron esta semana cuando se enteró que su hermano José Maiz García pretende buscar la Alcaldía de Monterrey por el PRI.

“Habiendo vivido con él –y habiendo trabajado para él–, no lo considero que sea la persona adecuada para poder ayudar a nuestro estado y a nuestro México para cambiar”, explica ante las cámaras de Reporte Indigo.

“Es muy difícil para mí tener que abrir y hablar de mi vida privada… pero mi obligación moral es abrirles los ojos a la gente. Y es mi llamado viendo el sufrimiento tan enorme de la gente con la situación actual en Monterrey y en México que tuve que dejar a un lado lo que me había detenido a hablar”.

Y de súbito se agolparon en su mente las imágenes violentas de su padre, el empresario constructor José Maíz Mier, y los abusos de su hermano Pepe, el famoso “Niño Campeón” ahora aspirante a político.

Con ello vinieron también los recuerdos de las complicidades de negocios y corruptelas de ambos constructores con su cuñado, el ex gobernador Natividad González Parás.

Y también los entretelones de las redes financieras para engañar al Fobaproa y esconder los presuntos dineros mal habidos en paraísos fiscales diseñados por el financiero Carlos Bremer.

Por eso Martha Maiz de Zuazua aceptó hablar en exclusiva con Reporte Indigo. Para dar testimonio ante las cámaras de su dolorosa pero valiente denuncia que hace a través de una carta que comenzó a circular esta semana en las redes sociales.

Y aunque a lo largo de la conversación se evidencian traumáticos episodios familiares, ella advierte que sólo dando a conocer esos detalles, tan privados y personales, puede entenderse el tipo de personajes que todavía hoy aspiran a gobernar a millones de nuevoleoneses.

“Si Pepe Maiz fue capaz de robar a sus hermanos, no me puedo imaginar qué haría manejando las finanzas del pueblo”, dice Martha Maiz.

UN PADRE VIOLENTO Y CORRUPTO

En la entrevista y en su carta, la cuñada del ex gobernador de Nuevo León desmitifica la figura de su padre, el empresario que hizo de la Constructora Maiz Mier la más emblemática de la obra pública de Nuevo León y una de las más activas en México.

Un José Maiz Mier que durante el sexenio de Natividad González Parás –su yerno, casado con su hija Cristina Maiz García– fue objeto de innumerables homenajes y reconocimientos por su impecable trayectoria empresarial y de impulso al deporte a través de su equipo de beisbol, los Sultanes de Monterrey.

Martha Maiz de Zuazua exhibe a su padre como un ser violento que no sólo golpeaba a su madre, sino que se ensañó contra ella, su hija, durante los 240 días que duró su embarazo. Eran los años 70, cuando era soltera y sólo tenía 17 años.

“Viví una muy triste experiencia desde chica al darme cuenta que mi padre golpeaba a mi madre. Que era un secreto guardado…

“Y más tarde, cuando yo estaba embarazada, todos los días me golpeaba. Yo temblaba solamente de escuchar sus pasos en el corredor, porque yo sabía que venía a golpearme”, narra ante las cámaras.

Describe a su padre como un personaje sin escrúpulos que estaba dispuesto a todo, incluso a dar maletas llenas de millones de dólares a gobiernos y funcionarios públicos a cambio de la asignación de obras públicas para su constructora.

comments powered by Disqus