Sus encendidos discursos llaman todos los días a trabajar por la unidad de los mexicanos.

Sus promesas de campaña instalan como una de sus máximas prioridades rescatar los consensos que permitan avanzar en las reformas urgentes.

Sus campañas publicitarias convocan a cerrar filas en busca de las más altas metas nacionales.