CRÓNICA DEL OTRO SHOW PRIVADO...

 

twitter@angel_pc

Antes de ir para Fundidora escuché por segunda vez el Kibosé EP. Aquel viernes 21 de octubre decenas de personas caminaban rumbo a la Arena Monterrey y el Auditorio Banamex. 

No podía distinguir cuántos de los asistentes iban a qué evento, así que nuestra sorpresa fue mayor al llegar al de María y José. 

Ya no recuerdo la cantidad de veces que le dije a diferentes personas que lo mejor de la segunda edición del Festival Nrmal 2011 en Monterrey fue el ruidosón de María y José. 

En aquella presentación todos bailaban y en una fiesta de graduación que asistí la gente no se paraba de mover con "Violentao".  

Algunas de sus canciones como "Corazón Corazón" me recuerdan a Panda Bear con un sonido más tropical o a El Guincho en vernáculo mexa. 

Los 30 pesos de la entrada me parecían una burla para ver el proyecto musical de Tony Gallardo que ha amenizado tantas tardes cheleras con los amigos en la terraza de mi casa.  

Los que caminamos al lado de una voluminosa masa de tráfico a las afueras de Cintermex íbamos a tres eventos distintos. Nosotros a escuchar el ruidosón, tribal, pop religioso de María y José, pero éramos las dos únicas personas con ese destino: el resto iba al concierto de Maná en la arena y al del cantante cristiano, Marcos Witt, en el auditorio. 

El taxista no mencionó a Tony Gallardo, puro Maná y "el cantante cristiano". 

En el pasto frente al escenario estaban Mr. Kanti W -otro de los invitados a tocar- y María y José platicando con sus amigos mientras tocaba Ezequiel. 

En el Fut Rock en las canchas de Total Soccer en Fundidora eran las 10 de la noche y solo había cuatro personas sentadas viendo al escenario. Con nosotros éramos seis y otro asistente siete, los demás eran staff del evento: había más baños móviles que público. 

La chava de las cervezas hasta nos abrió cuenta: costaban 20 pesos y había un puesto de pizzas enfrente donde me fue imposible comprar porque no tenían cambio de un billete de doscientos pesos, ¿y cómo juntarían si no había nadie? Se fueron como una hora después. 

Pasadas las 11 empezó a tocar María y José, irónico, burlándose del fracaso del evento: "muy buenas noches a las miles de personas", recibió aplausos y chiflidos de la decena de asistentes que llegamos a ser. Tocó "Granada" y el remix de Sheeqo Beat (del colectivo 3ballMTY) de "Violentao", como le pedimos a través de Twitter. Se tiró al suelo, brincó y bailó como si de verdad hubiera cientos, miles de asistentes. 

"Ya quiero ser famoso el próximo año", nos dijo en la plática al final de su presentación. Nos declaramos fans, nos dijo que no éramos los únicos pues en algunos blogs de música se disputan la reseña de su nuevo disco, que como siempre es digital y gratuito en su página.

Hablamos del difícil mundo de la música independiente, lo poco o nada que pagan por las presentaciones en vivo y lo mucho que algunos productores quieren llevarse de las ganancias. Casi puro amor al arte.