Ernest Greene ha cambiado. Desde que el proyecto de Washed Out despegó, ha dejado de ser un  tipo relajado (palabra que usa para describirse; "flojo" es un término que le parece demasiado fuerte) que vivía en casa de sus padres al sur de Estados Unidos, para convertirse en el verdadero frontman de una banda capaz de hacer cualquier cosa para conectar con su público en un show en vivo. 

Antes de tocar por primera vez en México en el Festival Hellow de Monterrey, Greene nos confesó que el cambio de vida que ha tenido le ha parecido asombroso.

"Estar aquí hoy, sin haber tocado nunca antes en México, es literalmente pasar de mi punto más bajo al más alto... hemos tenido la oportunidad de viajar por todo el mundo en los últimos meses, tocando shows en lugares que nunca me imaginé visitar, así que es bastante asombroso".

Este cambio se dio a partir de 2009 cuando comenzó a subir a la Red los demos en los que había estado trabajando en su laptop bajo el nombre de Washed Out, desde la casa de sus padres en Perry, Georgia. 

La primera señal de que su música podría convertirse en una carrera formal se dio cuando la canción Feel It All Around de su EP Life of Leisure (2010, Mexican Summer) fue seleccionada para ser el tema principal de Portlandia, una de las series consentidas del mundo hipster. 

Las atmósferas creadas por la música de Washed Out no tardaron en recibir una etiqueta: Chillwave. Género caracterizado por tener en su centro a un chico con una laptop, capaz de crear paisajes musicales basados en el intenso uso de sampleos, sintetizadores y lejanas voces con filtros. 

A Greene no le inmuta que su música sea catalogada bajo este concepto.

"Escucho canciones en línea y lo primero que pienso es 'esto es Chillwave', así que dentro de 10 años habrá algo conocido como Chillwave, es muy identificable, pero es gracioso que el termino en sí fue creado para burlarse de lo que estaba sucediendo con la música".

Con la ayuda del productor Ben Allen, lanzó este año su disco debut Within And Without (Sub Pop, 2011), cuya creación está influenciada por el libro “Creative Intuition in Art and Poetry” del filósofo francés Jacques Maritain. 

"Es quizá demasiado intelectual, pero lo que me atrajo y lo que amo de leer sobre estética es que algunas de las ideas -incluso si no las comprendo completamente- simplemente abren mi mente para pensar de diferente manera. Así que con este disco -con el que batallé- me hizo abrir los ojos".

Las reflexiones de Maritain, quien argumentaba que la diferencia entre artista y artesano deviene en que el primero busca la creación de la belleza, se sienten en cada uno de los 9 tracks del disco que podemos describir con un adjetivo: bello.

No sorprende que Greene considere Helplessness Blues de Fleet Foxes como su disco favorito de este año que, pese a la diferencia de género, bien podría ser descrito de la misma manera que el de Washed Out por esa constante búsqueda por una perfección estética en el sonido.

En la música de Within and Without no hay una revolución a punto de explotar. Es simplemente un viaje tranquilo que se disfruta más con audífonos. Sus canciones le han ofrecido un cambio de vida a Ernest Greene y la confianza de que lo mejor aún está en sus futuros tracks.