¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión
Nacional
Puntos sobre las íes

Todo se veía venir. No había ningún misterio. El rey de España no podía seguir con la Corona, goteando la sangre de los elefantes y con la posibilidad de que su hija fuera sentada como vulgar defraudadora –con razón o sin ella– en el banquillo de los acusados. 

Absolutamente todos tenemos un ciclo y ninguno valemos siempre para todo. 

En México nos vamos acercando peligrosamente a los falsos debates que tanto nos gustan. 

Ahora resulta que es un problema nacional poder compatibilizar nuestra expresión de patriotismo a través de apoyar al Tri y la aprobación de las leyes complementarias de las reformas. ¡Por favor!

¿Qué pasará si pierde la selección mexicana? Porque estamos debatiendo el hecho de interrumpir el reloj de la historia para poder faltar a una votación en el Congreso o en el Senado, porque no podríamos dejar de ver jugar a los muchachos del “Piojo”. Me pregunto: ¿haciendo qué papel? 

Siempre nos están defraudando. No hablo solo del Tri, en el que tanto confiamos, sino de todos: nuestros políticos, nuestros dirigentes, todos. 

¿No decían que si no se aprobaban las leyes de la Reforma Energética y de Telecomunicaciones el país no podría dar “el gran salto hacia delante” que seguramente usted como yo deseamos para México?

¿No decían que ya no podíamos esperar más, que esta es nuestra oportunidad? 

Ahora en este mercadeo que coloca al mercado de Sonora como el World Trade Center, no solamente por las hierbas que allí se venden o por las que se consumen en otros sitios, sino por el nivel de la transacción en el que hemos convertido la discusión de la leyes que cambiarán nuestra vida, siempre queremos sacar tajada de todo y a costa de todos. Conclusión: México sigue y seguirá esperando. 

Alguien tendrá que explicarle al Gobierno que ya no debe comprar más chantajes. También se les deberá decir a los partidos de la oposición que hasta ahora han tenido mucha suerte porque entre una y otra cosa (además del Mundial), todavía no sacamos la cuenta de cuánto nos están fallando. Pero ojo, todo eso pasará y la gente les preguntará qué están haciendo.  

De momento lo que no podemos perder (aunque ganáramos la Copa del Mundo –ojalá–) es el tren de la historia, porque quizá ya no haya más oportunidades y podríamos dejarlo ir para siempre.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 1, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Explosión controlada

Antonio Navalón


Mar 1, 2017 Lectura 3 min

Mar 1, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Murat y la CNOP

Ramón Alberto Garza


Mar 1, 2017 Lectura 3 min

Feb 22, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Odebrecht: ¿Y el reporte Brasil?

Ramón Alberto Garza


Feb 22, 2017 Lectura 3 min

Feb 10, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

¿Constitución para qué?

Antonio Navalón


Feb 10, 2017 Lectura 3 min

Comentarios