¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El pacto PRI-PAN que existe en Nuevo León está entrando a una peligrosa zona de turbulencia que pondrá a prueba la palabra de los actores que han mantenido esta alianza partidista para contrarrestar políticamente el poder del gobernador Jaime Rodríguez.

El acuerdo cupular entre el PRI y el PAN –que principalmente pretende respetar las alcaldías que tiene cada partido actualmente en las elecciones del 2018- corre el riesgo de romperse en los próximos meses.

No hay que ser muy conocedores para asegurar que si hay algo que define a los panistas es que no cumplen sus compromisos y traicionan a la primera de cambio.

¿O ya se les olvidó como la Mesa Nuevo León que hoy negocia con el PRI traicionó en su momento a los alcaldes Fernando Larrazabal, Margarita Arellanes o al último candidato del PAN a la gubernatura, Felipe Cantú?

Los priistas deben de saber que los panistas- no tienen ninguna intención de cumplir con este acuerdo y buscarán la oportunidad para recuperar la Alcaldía de Monterrey.

El show nicolaíta

No hay duda que a la Fiscalía Anticorrupción del Estado le está gustando el circo.

A ese paso, don Ernesto Canales quedará reducido a un maestro de ceremonias.

El nuevo número que está montando el señor Fiscal es la supuesta investigación en contra del exalcalde de San Nicolás, Pedro Salgado, por no pagar a la Secretaría de Hacienda el impuesto ISR retenido a los empleados municipales.

La investigación que ordenó revivir el gobernador Jaime Rodríguez busca principalmente neutralizar a Zeferino Salgado, líder del Grupo San Nicolás que controla el Congreso y quien recientemente había manifestado a su círculo cercano sus intenciones de volver a buscar la Alcaldía de San Nicolás en el 2018.

El caso contra Salgado también golpea al diputado panista Daniel Carrillo, quien se desempeñó como tesorero en la pasada administración, es decir, el responsable directo de no pagar a Hacienda. Y por último también compromete al hoy diputado federal Carlos de la Fuente, quien como alcalde nicolaíta cometió la misma omisión que Pedro Salgado.

El día de ayer el alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes, fue citado a comparecer por este asunto que ya está arreglado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Que siga el show, pues.

Priista de clóset

Muy bonitos están los espectaculares que mandó a poner la diputada local Gloria Treviño en algunos puntos de Monterrey y Apodaca.

“Trabajando por un mejor Nuevo León”, dice la cursi frase que acompaña una inmensa fotografía de la legisladora tricolor.

Son dos cosas las que nos intrigan: la primera es por qué la diputada se promueve en Monterrey si lo que busca es la Alcaldía de Apodaca, apoyada por el exalcalde Benito Caballero.

Y la segunda: por qué ocultar en sus anuncios su militancia priista.

¿Será que le da penita pertenecer al PRI, partido que va en picada y que será castigado en el 2018 por los electores?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 8, 2017
Lectura 3 min

Sep 6, 2017
Lectura 3 min

Sep 5, 2017
Lectura 3 min

Sep 5, 2017
Lectura 3 min

Comentarios