¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión
Nacional
Puntos sobre las íes

PUNTOSSOBRELASíES

Agua + Aceite = Vinagre

imagen autor
Ramón Alberto Garza
@ramonalberto

Se va haciendo costumbre que frente a la frustración de no poder con el partido en el poder, los partidos de oposición anuncian sus alianzas.

El PAN y el PRD lo volvieron a hacer este fin de semana cuando dieron la primicia de que irán de la mano a las elecciones estatales del 2016.

El anuncio reconoce ex profeso que ninguno de los dos tienen ni los tamaños, ni los apoyos, ni los dineros y, por supuesto, mucho menos los electores suficientes para garantizarse un triunfo. Prefieren pactar y compartir “el triunfo”, que engullirse solos la derrota.


Sep 21, 2015
Lectura 3 min

Se va haciendo costumbre que frente a la frustración de no poder con el partido en el poder, los partidos de oposición anuncian sus alianzas.

El PAN y el PRD lo volvieron a hacer este fin de semana cuando dieron la primicia de que irán de la mano a las elecciones estatales del 2016.

El anuncio reconoce ex profeso que ninguno de los dos tienen ni los tamaños, ni los apoyos, ni los dineros y, por supuesto, mucho menos los electores suficientes para garantizarse un triunfo. Prefieren pactar y compartir “el triunfo”, que engullirse solos la derrota.

Y por más que expliquen que es mejor hacer un frente común, para que una vez derrotado el partido en el poder ellos puedan fijar las nuevas reglas, lo cierto es que esas alianzas son una aberración.

Primero, porque por donde se les vea, estamos hablando de mezclar al agua y el aceite. O, como dicen en mi rancho, mezclar las preñadas con las paridas.

Cada partido tiene una ideología en particular. La del PAN arrastra al conservadurismo, a la llamada derecha. La del PRD intenta –y solo en eso queda, en un intento- ser una ideología de izquierda.

Tan mal está el PAN que entre el Movimiento Ciudadano y los nuevos Independientes le están dando una desconocida.

Tan mal está el PRD, que en su primera asomada a las urnas Morena le arrebató la mitad de la Ciudad de México.

El problema de fondo del PAN y del PRD es que están desdibujados. Su entreguismo o, mejor dicho, el entreguismo de sus líderes –desde Gustavo Madero hasta Los Chuchos- ya les pasó la factura en las pasadas elecciones del 7 de junio.

Y ahora que el electorado los humilla, cada uno de ellos sale a expiar sus culpas, cuando ya es demasiado tarde. Tanto, que ni Madero, ni Los Chuchos pueden sostenerse en sus liderazgos y son desconocidos por las bases.

Pero no aprenden la lección. No reviran con un proyecto novedoso, renovado, propio. Vuelven a la vieja cantaleta de las alianzas entre dispares, para justificarse y declarar victorias pírricas.

¿O alguien de cualquiera de los dos partidos puede reivindicar los “aciertos” de sus gobiernos aliancistas en Puebla, Oaxaca y Sinaloa?

La única verdad es que la oposición en México padece de una severa arterioesclerosis política. Le falta sangre nueva que la reivindique y que les devuelva el brillo de los 80 y los 90. La que tiene los tiene tapados y topados.

La única verdad es que más que el PRI, lo que les empanica son Morena y los Independientes. Y no tienen el valor de admitirlo.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 1, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Explosión controlada

Antonio Navalón


Mar 1, 2017 Lectura 3 min

Mar 1, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Murat y la CNOP

Ramón Alberto Garza


Mar 1, 2017 Lectura 3 min

Feb 22, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

Odebrecht: ¿Y el reporte Brasil?

Ramón Alberto Garza


Feb 22, 2017 Lectura 3 min

Feb 10, 2017
Lectura 3 min

PUNTOSSOBRELASíES

¿Constitución para qué?

Antonio Navalón


Feb 10, 2017 Lectura 3 min

Comentarios