La guerra de cárteles en Nuevo León ya rompió el record de asesinatos diarios que existía en la entidad: se contabilizaron de manera oficial 33 muertes, registrándose así el miércoles  15  como el día más violento desde que inicio la disputa por la plaza a inicios de 2010.