La prepotencia de Édgar Valdez Villarreal fue tal, que sin importarle que librara una batalla sanguinaria en la zona entre Acapulco y Cuernavaca, se decidió también a enviar gente a otras ciudades.

Porque estaba orientado principalmente al mercado de cocaína, al consumo de alto costo, buscó entrar también a ciudades turísticas como Cancún y a Puerto Vallarta en el Pacífico.

Ahí también libró batallas contra otros cárteles. Contra Los Zetas en Quintana Roo y contra Héctor Beltrán Leyva en Jalisco.

Y luego, fue detenido exactamente una semana después de que la Marina capturó a una célula de su organización en la colonia Valle de Vasconcelos, en San Pedro Garza García Nuevo León.

Municipio donde también entraría en pugna por el control del mercado de cocaína que tiene en esa plaza el cártel de Los Beltrán Leyva.

Luego de la muerte en diciembre de 2009 de Arturo Beltrán Leyva “El Barbas” o “El Jefe de Jefes”, Héctor Beltrán Leyva “El H” y Sergio Enrique Villarreal “El Grande” comenzaron a luchar contra el grupo de Valdez Villarreal por el liderazgo de la organización criminal.

Y hasta ser capturado en abril de este año, Gerardo Álvarez Vázquez “El Indio”, también estaba en el bando de “La Barbie” porque era el jefe de la plaza en el centro y sur del país.

Entra a Reporte Indigo MTY 193 para conocer a fondo el contexto del inicio de esta disputa.

¿Quién es ‘La Barbie’?

La historia del capo Édgar Valdez Villarreal “La Barbie” está fuertemente vinculada con la guerra de cárteles que se vive en el noreste de México.

Porque en 2004, un año después de la aprehensión de Osiel Cárdenas Guillén, entonces líder del Cártel del Golfo, el Cártel de Sinaloa le pidió a Valdez Villarreal tomar la plaza de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Así, se convirtió en líder del grupo de Los Negros, brazo armado del Cártel de Sinaloa desde 1999 y llegó al noreste del país para invadir a Los Zetas en su propia sede, en Tamulipas.

Luego, en 2005, fue invitado por Arturo Beltrán Leyva a organizar la plaza de Acapulco, Guerrero.

Con esas guerras libradas, “La Barbie” se volvió jefe de sicarios y ganó fama de ser uno de los capos más violentos y peligrosos en México.

Pero la guerra que peleó contra Los Zetas, tanto en el centro como en el noreste del país, lo puso en la mira de este grupo.

El julio de 2006, Los Zetas atentaron en varias ocasiones para eliminarlo.

Durante estos intentos, al menos uno de ellos en Monterrey, resultaron cinco ejecutados y una fiscal federal herida: Verónica Palacios.

Y es que desde hace tiempo en Monterrey se sabe de la presencia de Valdez Villarreal, incluso antes de las incursiones de 2004.

Existen declaraciones publicadas en varios medios que hacen referencia a su asistencia a bares exclusivos del centrito en la Colonia del Valle, en San Pedro, desde 2003.

Pero ahora su posible presencia en esta entidad podría deberse a una disputa distinta.

Porque según información de la PGR, el Cártel del Milenio tuvo una ruptura en 2007 por una pugna por el poder entre Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” y Arturo Beltrán Leyva “El Barbas” (véase La Simulación, edición 68 Reporte Indigo).

Y ahora existen bandos distintos. Las nuevas alianzas de cárteles están integradas por un lado por el Cártel del Milenio, El Cártel del Golfo y La Familia Michoacana y por el otro, Los Zetas, el Cártel de los Beltrán Leyva, el Cártel de Juárez y el fragmentado Cártel de Tijuana (véase Cacería de Zetas, edición 169 Reporte Indigo Monterrey).

 

 

De película…

Edgar Valdez Villarreal nació en Laredo, Texas en 1973. Inició su carrera delictiva como bandolero y golpeador a finales de los 80 y vivió en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Se dice que por su fama fue reclutado por el Cártel de Sinaloa y una vez ahí se volvió jefe del grupo de sicarios Los Negros.

Debido a su aspecto físico: cabello castaño, piel clara y ojos azules, recibió el apodo de “La Barbie”.

Las vinculaciones que se han hecho de este capo con el mundo de la farándula son numerosas.

Se dice que rodó una película llamada “Brazo Armado” y que fue promotor de la banda Torrente Musical, investigada por sus nexos con el narcotráfico.