¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

BANCODEMéXICO

Hasta aquí llegó

Lourdes González

La Junta de Gobierno de Banco de México confirmó lo esperado por el consenso del mercado de sostener el nivel de 7 por ciento de su tasa de interés de referencia y más bien la atención se centró en la postura de la autoridad monetaria frente a la inflación, que no termina por desacelerarse.

 


Ago 10, 2017
Lectura 5 min
portada post

6.50% Es lo que espera el mercado para la tasa de interés del Banco de México en 2018

“Aún cuando se espera que en los próximos meses la inflación general anual seguirá ubicándose por encima de seis por ciento, ésta parece estar acercándose a su techo”

- Comunicado del Banco de México

“Pensamos que hasta que no haya evidencia clara de dichos movimientos en la inflación (converger a la meta) la tasa de interés no registrará movimientos, por lo que finalizará el año en siete por ciento”

- Mariana Ramírez

Analista económico Banco Ve por Más

La Junta de Gobierno de Banco de México confirmó lo esperado por el consenso del mercado de sostener el nivel de 7 por ciento de su tasa de interés de referencia y más bien la atención se centró en la postura de la autoridad monetaria frente a la inflación, que no termina por desacelerarse.

 

Pero qué llevó al banco central a la pausa en los ajustes al alza, luego de los siete incrementos consecutivos, que inició en septiembre de 2016. De acuerdo al comunicado de política monetaria fue por factores positivos tanto en el contexto externo como interno. Esto representó poner fin, por ahora a su ciclo alcista.

 

En opinión de Banorte, uno de los elementos que llevó a esta decisión fue la apreciación del peso, ya que Banco de México destacó que el tipo de cambio continúa siendo uno de los principales canales de transmisión de la política monetaria.

 

Al respecto, Mariana Ramírez, analista económico de Banco Ve por Más refirió que el comunicado de Banco de México dijo que la inflación convergerá hacia su objetivo hacia finales de 2018 mientras que antes consideraba que en los siguientes trimestres.

 

“Pensamos que hasta que no haya evidencia clara de dichos movimientos en la inflación (converger a la meta) la tasa de interés no registrará movimientos, por lo que finalizará el año en siete por ciento”, explicó.

 

En ese sentido adelantó que espera un recorte en tasa de 25 puntos base en la tasa de interés para el segundo semestre del próximo año.

 

Además, ahora ve que el balance de riesgos para la economía es neutral, lo cual modificó en relación a junio que estaba sesgado a la baja.

 

“Ve riesgos por los recientes incrementos salariales que pudieran repercutir en presiones inflacionarias”, sostuvo.

 

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade declaró que el alza en la inflación en julio apunta a la baja y descartó que sea un factor de preocupación.

 

“Este dato hubiera sido inferior al que observamos el mes anterior; en términos generales, seguimos pensando que la trayectoria de la inflación va a ser decreciente”, aseguró en una entrevista.

 

En julio, la inflación a tasa anual subió 6.44 por ciento, impulsada principalmente por el alza en mercancías y especialmente bienes agropecuarios.

 

Recorte en 2018

 

El consenso de analistas consultados en la Encuesta Citibanamex de Expectativas, que se publicó esta semana ratificó el pronóstico de que Banco de México mantendría sin cambios la tasa de política monetaria hasta fin de año en 7 por ciento y de 6.50 por ciento para 2018. 

La previsión es que el banco central recorte en 25 puntos base su tasa en junio de 2018.

 

En un intento por frenar el alza en precios, el banco central que encabeza Agustín Carstens subió la tasa de referencia desde diciembre de 2015, en un total de 400 puntos base para llevarla al nivel más alto desde febrero de 2009.

 

“Aún cuando se espera que en los próximos meses la inflación general anual seguirá ubicándose por encima de seis por ciento, ésta parece estar acercándose a su techo”, precisó el comunicado.

 

La Junta de Gobierno afirmó que seguirá de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación, en especial el traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, así como la evolución de la brecha del producto.

 

 De acuerdo a estimaciones de Banorte, Banco de México iniciará un ciclo de baja de tasas en agosto del próximo año,  dado que la inflación ya se encontrará convergiendo hacia el 3 por ciento. El espacio que tiene el banco central para reducir la tasa de interés es entre 150 y 200 puntos base.


Notas relacionadas

Sep 27, 2017
Lectura 3 min

Comentarios