¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

COREADELNORTE

‘Fuego y furia’ en los mercados

Rodrigo Carbajal

En enero, Eurasia Group, una firma líder en el cálculo de riesgo político, auguró que 2017 podría ser un año de “Recesión geopolítica” con implicaciones tan significativas como las de la última recesión económica.


Ago 10, 2017
Lectura 5 min
portada post

La retórica militar y la narrativa de un enfrentamiento nuclear se intensificó cuando el Gobierno norcoreano se dijo listo para atacar el territorio estadounidense de Guam, en el Océano Pacífico

“Este escenario trata con la posibilidad de un conflicto nuclear en el que los tomadores de decisión son potencialmente más impredecibles que otros personajes que han actuado en episodios anteriores”

- Eric Parnell

Presidente de Gerring Capital Partners

"Más le vale a Corea del Norte detener sus amenazas hacia Estados Unidos. Serán enfrentados con furia y fuego como jamás lo ha visto el mundo"

- Donald Trump

Presidente de Estados Unidos

En enero, Eurasia Group, una firma líder en el cálculo de riesgo político, auguró que 2017 podría ser un año de “Recesión geopolítica” con implicaciones tan significativas como las de la última recesión económica.

La advertencia pasó desapercibida en los mercados financieros. Sin embargo, la creciente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte ha vuelto a situar al riesgo geopolítico, como uno de los factores con mayor capacidad de disrupción en el sentimiento de los inversionistas.

La historia es conocida. El gobierno de Kim Yong-hyun desafió abiertamente la decisión unánime del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas de imponer sanciones a Corea del Norte. Eventualmente, esto se convirtió en un enfrentamiento verbal con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió responder con “Fuego y furia” cualquier agresión de Pyongyang. 

La retórica militar y la narrativa de un enfrentamiento nuclear se intensificó cuando el gobierno norcoreano se dijo listo para atacar el territorio estadounidense de Guam en el Océano Pacífico.

Cuando se le cuestionó respecto al tono de la declaración, el presidente Trump dijo que “Probablemente no había sido lo suficientemente rudo”.

Mercados a la defensiva

La reacción del mercado fue evidente. Hacia el mediodía del jueves, el índice CBOE de volatilidad creció más de 45 por ciento, el índice accionario S&P 500 perdió el 1.5 por ciento de su valor y el del fondo ETF iShares MSCI para Corea del Sur se redujo 2.3 por ciento.

Además, los activos de resguardo registraron un flujo inusual en las últimas semanas. El precio de los futuros del oro se ha elevado casi 2 por ciento esta semana, mientras que el franco suizo se apreció 0.9 por ciento frente al dólar en la jornada de ayer.

El sentimiento de aversión al riesgo ha demostrado tener efectos particularmente adversos para los activos mexicanos denominados en pesos. En los últimos años, las condiciones de liquidez de la divisa mexicana han sido aprovechados por los inversionistas para utilizar al peso como un activo de cobertura que funja como termómetro global de riesgo. Así lo demostraron fenómenos como la salida de Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) y el proceso electoral estadounidense.

No obstante, el consenso de analistas coincide en que los efectos geopolíticos en el mercado suelen ser de corto plazo. Eric Parnell, director y fundador de la firma Gerring Capital Partners, argumenta que el ataque a Pearl Harbor durante la Segunda Guerra Mundial, la crisis de los misiles de la década de los 70 y los atentados del 11 de septiembre del 2001 derivaron en pérdidas inmediatas de entre 5 por ciento y 8 por ciento en el mercado de valores. 

Sin embargo, todos las caídas fueron corregidas en cuestión de meses y fueron sucedidas por un periodo de tendencia alcista en el precio de las acciones.

Ahora podría ser diferente

A pesar de ello, Parnell considera que la situación actual podría ser distinta a estos tres eventos de alto impacto: “Algunos factores hacen que este episodio con Corea del Norte y Estados Unidos sea diferente a lo que hemos visto en el pasado.

Esto incluye el hecho de que el escenario trata con la posibilidad de un conflicto nuclear en el que los tomadores de decisión son potencialmente más impredecibles que otros personajes  que han actuado en episodios anteriores”.

La percepción hace eco en la tesis de Ian Bremmer, el presidente y fundador de Eurasia Group. Para Bremmer, una de las voces más influyentes en la teoría de las relaciones internacionales, las posibilidades del presidente Trump para manejar la crisis de Corea del Norte son radicales y opuestas.

Su política de enfrentamiento y agresividad puede llevar a Pyongyang a la mesa de negociación y derivar en una salida al conflicto. Esto representaría el mayor logro de la política exterior en años y, según Bremmer haría a Trump acreedor natural de un Premio Nobel de la Paz.

Pero, esta política de confrontación también pudiera derivar en el conflicto militar más  importante desde la Guerra de Vietnam o incluso desde la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de Eurasia Group sostiene que lo único certero es que se ha roto un status quo de larga data en el que se había privilegiado una postura de aislamiento y contención de Corea del Norte.

Buscando refugio

El sentimiento de aversión al riesgo se volvió patente después de las declaraciones de ‘Furia y fuego’ del presidente Donald Trump. Los inversionistas buscaron activos de resguardo

 

** 45%

Creció el índice CBOE de volatilidad durante la jornada de ayer

 

** 2%

Aumentó el valor de los futuros del oro en esta semana

 

** -1.5%

Cayó el indice S&P presentando su mayor pérdida desde mayo


Notas relacionadas

Abr 17, 2017
Lectura 6 min

COREADELNORTE

El pequeño, pero peligroso, enemigo de Trump

Carlos Salazar


Abr 17, 2017 Lectura 6 min

Ene 1, 2017
Lectura 3 min

Sep 23, 2016
Lectura 3 min

Sep 9, 2016
Lectura 3 min

Comentarios