@Carlos_Ledezma

La cara de decepción e incredulidad de Juan Manuel Márquez al escuchar que los jueces le daban la pelea a Manny Pacquiao fue la misma de millones de mexicanos.

En medio de una sonora rechifla, de una lluvia de insultos y objetos que trataban de llegar al ring para demostrar su inconformidad, Michael Buffer anunció las tarjetas de los jueces: 115-113, 114-114 y 116-112. Números que marcaban como vencedor por desición mayoritaria al "PacMan", quien de esta manera retenía su título welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

 

Manny Pacquiao , Juan Manuel Márquez

 

Los gritos de "¡Robo!" y "¡Fraude!" de los mexicanos y no mexicanos que asistieron al MGM Grand de Las Vegas se basaban en la buena pelea que realizó el mexicano y la falta de golpes contundentes de Pacquiao. 

Las notas periodísticas del día siguiente reconocían el error de los jueces. Un artículo del New Yok Times dejaba en claro que en le vestidor del filipino no se respiraba un ambiente de felicidad después de la pelea.

En entrevista con el programa Golpe a Golpe de la Cadena ESPN, el presidente de la OMB, Francisco Valcárcel aclaró que los jueces fueron seleccionados por la Comisión Atlética de Nevada, no del organismo de boxeo.

"Siento que nos robaron... otra vez", dijo Juan Manuel Márquez en conferencia de prensa posterior al combate.

"Creo que gané esta pelea más claramente, no sé que necesito hacer para que los jueces me den la pelea", añadió "El Dinamita".

"Son unos corruptos" declaró Julio César Chávez en la transmisión.

Pero, si en verdad fue tan claro el triunfo del mexicano o al menos el que realizó una mejor pelea que Manny, ¿por qué no reconocieron su triunfo?, ¿por qué no darle al menos otro empate como en la primera pelea?

Las teorías son muchas pero la realidad una. Ni al promotor Bob Arum, ni a las casas de apuesta ni a la cadena HBO le convenía una derrota del filipino, mucho menos cuando se puede realizar un combate entre "PacMan" y Floyd Mayweather Jr., que generaría una cifra récord de ganancias.

La lógica que se le encuentra al triunfo de Pacquiao es la de cuidar el duelo que las casas de apuestas están esperando desde hace dos años.

Una derrota del "PacMan" le quitaría "sabor" y algo de interés al combate que está por firmarse y que ya han calentado los dos pugilistas desde hace tiempo. 

A sus 38 años, Márquez dio una de sus mejores peleas, los especialistas coinciden en que en el peor de los casos el resultado debía ser un empate, pero nunca una derrota.

Quedó claro, ante los ojos de millones de espectadores, que no fue en el ring donde el mexicano perdió la pelea, sino en la mesa de los jueces.

¿Robaron a Márquez?

Si

No 

¿Por qué?

 

 

comments powered by Disqus