Mientras las canchas del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King comienzan a recibir a los mejores exponentes del tenis varonil y femenil para una edición más del US Open, las miradas de los aficionados se centran en el líder de la clasificación mundial.

Novak Djokovic se presenta en el último Grand Slam de esta temporada con una nueva personalidad, tras haber realizado varios cambios que le pueden ayudar a seguir como el mejor de la ATP.

 

Novak Djokovic

 

Djokovic cambió su saque, su dieta, su publicista, su régimen de ejercicio y debido a todo esto, su posición en el tenis masculino.

La próxima etapa del cambio del "nuevo Novak" continuará esta semana cuando comience a jugar el torneo en suelo estadounidense y pueda unirse a sus rivales deportivos: Rafael Nadal y Roger Federer, en la lista de la revista Forbes de los 10 atletas más poderosos.

"Por supuesto, el mundo me está mirando de manera diferente. No quiero sonar como que estoy fingiendo que soy modesto, pero yo no me considero una estrella, o algo así", declaró el carismático tenista antes del arranque del Grand Slam.

Djokovic, quien ha ganado 57 de 59 partidos y nueve torneos desde enero de este año, ha tenido que renunciar a su tiempo libre gracias a la agenda que le organiza su tío Goran Djokovic, quien es el jefe de las estrategias de marketing y quien le  programó entre 30 y 40 reuniones de negocios antes del inicio del torneo.

Junto a su tío, Novak tiene que cumplir con los compromisos que le programa su nuevo publicista Edoardo Artaldi, quien busca que se hable prácticamente a diario del número uno del tenis, por lo que no duda en agendarle entrevistas con medios de comunicación.

Pero esta actividad constante del serbio es el camino que exige el marketing para que pueda cumplir su próximo sueño, que es actuar en Hollywood.

"El US Open es un torneo muy, muy importante para Novak. Especialmente ahora. Digamos que si gana este torneo, puede tener una mayor oportunidad de hacer lo que quiere más adelante", comentó su tío.

Durante años, Djokovic parecía destinado a permanecer a la sombra de Nadal y Federer. El serbio era conocido como el "Djoker" por su personalidad poco convencional y las imitaciones que realizaba. 

Ahora a sus 24 años, Djokovic superó la barrera de los obstáculos mentales, perdió peso por la eliminación del vino y la pizza de su dieta, realizó ajustes a su movimiento de servicio que ahora promedia más de 69 ases y 125 dobles faltas menos que la temporada pasada, pero sigue a la zaga de Nadal y Federer en términos de popularidad y respaldo.

Los cambios en la dieta le hicieron sentirse más ligero, más tranquilo, físicamente más fuerte y más dinámico.

Es precisamente ese juego, una combinación de velocidad y resistencia y un estilo de contraataque, lo que ponen a Novak como el candidato más fuerte para quedarse con el último Grand Slam del año. Triunfo que le permitiría alcanzar en popularidad y apoyo a los preferidos Nadal y Federer.

¿Crees que Djokovic gane el US Open?

Sí 

No