En la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República (PGR) fue interrogado. En las instalaciones ubicadas en el Paseo de la Reforma No. 75, de la Ciudad de México, Édgar Valdez Villareal aceptó hablar con personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en torno al polémico “Caso Cabañas”.

Con desparpajo, en la breve entrevista personal que dio al comandante Carlos Téllez Fuentes el narcotraficante mejor conocido como “La Barbie” hizo explícitas sus relaciones y andares en la capital mexicana. Como su estrecha camaradería con José Jorge Balderas Garza, alias “El JJ”; sus usuales visitas al “Bar Bar”, el lugar donde el futbolista Salvador Cabañas fue agredido; su vinculación con los dueños de dicho centro nocturno, los hermanos Ramón y Simón Charaf Medina.

Además, el otrora jefe de sicarios de la organización de los Hermanos Beltrán Leyva proporcionó detalles a los elementos de inteligencia capitalinos sobre su relación con la actriz de Televisa, Arleth Terán. Y explicó el porqué de las narcomantas que misteriosamente aparecieron los primeros meses de 2010 en diversos puntos de la capital, donde se amenazaba de muerte a otra mujer del espectáculo: Silvia Irabien Milke, “La Chiva”.

Los datos que aportó “La Barbie” durante su conversación del 3 de septiembre de 2010 con el personal de la PGJDF se encuentran plasmados en un informe interno que fue avalado por un ministerio público de esta institución, mismo que se anexó al expediente 265/2010 del cual Reporte Indigo DF posee una copia.

Nombre: Édgar Valdez Villareal; edad, 37 años; alias, “La Barbie”; originario, Laredo Texas, Estados Unidos de Norteamerica; casado; educación preparatoria y situación migratoria de turista en México. Son algunos de los datos que aparecen en el documento.

Luego del reciente regreso a nuestro país de Salvador Cabañas Reporte Índigo DF te da a conocer las diligencias hasta ahora desconocidas que la Procuraduría de Justicia capitalina efectuó en torno al ataque al futbolista con dos de los capos de la droga más importantes en México: Édgar Valdez Villareal, “La Barbie”, así como Gerardo Álvarez Vásquez, “El Indio”, ambos ex operadores del cártel de Los Beltrán Leyva.

Hoy que el jugador paraguayo dice sólo recordar que fue “El JJ” el que le disparó en la cabeza aquella madrugada de enero de 2010 en el Bar Bar, la información proporcionada por “La Barbie” viene a completar el círculo conformado por el mundo de la droga y los antros, los capos y las mujeres del espectáculo en el Distriro Federal.

Además, ante las cámaras de Reporte Indigo DF el abogado defensor de los empleados del Bar Bar señala de nueva cuenta a Televisa como la responsable de manipular el Caso Cabañas a conveniencia y crítica el proceder ilegal de la Procuraduría de justicia capitalina.

Conoce más de la historia que a muchos conviene callar.

El informe secreto

El reporte entregado por los funcionarios de inteligencia capitalinos, tras la entrevista realizada a “La Barbie” en las oficinas de la Siedo, es escueto pero revelador.

Desde septiembre de 2010 el capo reconoció sin tapujos su relación de amistad y padrinazgo con “El JJ”. Relató que lo conoció en 2001, en Laredo, Texas, cuando usaba el sobrenombre “Jay-Jay”.

Siendo adolescentes, dijo, ambos viajaron desde Estados Unidos a México para probar suerte en distintos negocios. “Sí, nos venimos juntos y siempre nos ayudamos, yo le he ayudado”, recalcó el capo.