Es posible que otros intereses se hayan movido para dar por fin un escarmiento al prepotente y violento empresario de Bosques de las Lomas. El hecho es que al ser acusado de cometer un delito de lesiones dolosas, según se establece en la Fracción VI del Artículo 130 del Código Penal para el Distrito Federal, Miguel Moisés Sacal Smeke podría pasar de tres a ocho años en prisión.

La defensa 'Sacal'

Enfrentando una supuesta depresión y ocultando su rostro de las cámaras de televisión, el “Gentleman de las Lomas” ha pedido perdón a la comunidad judía, a la sociedad mexicana y, en especial, a su madre por la forma como se condujo.

“Quiero ofrecer disculpas a la sociedad mexicana, a mi comunidad, especialmente a mi madre, que de alguna manera nos hemos visto identificados con una situación fuera de lugar y reprobable, por un mal momento que tuve con Hugo, al mismo, al que ya se le pidieron las disculpas respectivas y ya se resarcieron los daños que tuvimos con él.

“Lo único que solicito es que llevemos un juicio justo y conforme a la ley. Estoy sumamente arrepentido por la situación que se suscitó en un mal momento y agradezco a todos que ratifiquen mis más sinceras y respetuosas disculpas”, dijo tras la rejilla de prácticas del Reclusorio Oriente ya vestido con uniforme de interno.

La pregunta ahora es qué hará su defensa para sacarlo de prisión. Aunque públicamente una mujer de nombre Adriana Vargas Gaona es la abogada del influyente empresario, quien en realidad está al frente del caso es el también polémico ex procurador del Estado de México, Alberto Bazbaz Sacal. El mismo funcionario que fue separado de su cargo por el entonces gobernador Enrique Peña Nieto tras el rotundo fracaso en las investigaciones del caso Paulette Gebara Farah.

Se dice que por el apellido Sacal que comparten son parientes. El ex procurador mexiquense vendría siendo el sobrino del empresario recientemente encarcelado.

Alberto Bazbaz Sacal fue quien habría tramitado tres de los cuatro amparos promovidos por Miguel Sacal Smeke para evitar ser detenido tras la golpiza que propinó al empleado que laboraba en el edificio que habitaba en Bosques de las Lomas, en julio de 2011.

De acuerdo con autoridades involucradas con el proceso, habría gestado tales recursos a efecto de rastrear si existía una orden de aprehensión emitida por algún juez en contra del empresario textilero. Como ocurrió con el caso de la demanda de amparo que gestó ante el Juez de Distrito en Materia de Amparo Penal en el DF.

En su momento, Sacal Smeke argumentó ante la autoridad:

“Vengo a demandar el amparo y protección de la justicia de la unión en contra de los actos reclamados que más adelante se precisan.

“En días pasados me enteré que el agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía de Cuajimalpa consignó ante la autoridad responsable la averiguación previa FCJ/CUJ-1/756/11-07, misma en la que aparezco como probable responsable en la comisión del delito de lesiones dolosas”.

Por lo anterior y “ante el temor de ser detenido en forma arbitraria, pues no he cometido conducta alguna que justifique mi aprehensión, es que en fecha 24 de noviembre del año en curso, solicité el amparo y la protección de la justicia federal, sin embargo, la autoridad señalada negó el acto reclamado… es por lo que me veo en la necesidad de solicitar nuevamente la protección de la justicia federal”.

Fue así que obtuvo efectivamente un amparo por parte del Juzgado Séptimo de Distrito en el estado de Oaxaca. 

Confiado de que no podrían detenerlo, Miguel Sacal y su defensa se desistieron de los medios de prueba ofrecidos desde el 9 de enero del año en curso, renunciando a su vez a los plazos probatorios. 

comments powered by Disqus